Las batidoras de vaso llevan mucho tiempo con nosotros, pero ha sido en los últimos años cuando su uso se ha popularizado. Los batidos y smoothies son tendencia porque nos preocupa llevar una alimentación saludable rica en frutas y verduras, y por eso la batidora se ha convertido en un electrodoméstico imprescindible en cualquier hogar.

Seguro que ya tienes una batidora en casa o estás pensando en invertir próximamente en una pero, ¿sabes cómo sacarle el máximo partido? Una batidora es mucho más que llenar el vaso y apretar un botón; si aprovechas todas sus ventajas podrás preparar no solo batidos perfectos, también salsas, purés, cremas, postres sanos e incluso cocktails y refrescos.

Batidora de vaso o batidora americana: versatilidad en la cocina

En nuestro país la, batidora tradicional que siempre usaban nuestras madres y abuelas era la conocida como minipimer, de mano, o de brazo. La batidora de vaso nos fascinaba al verla en las películas americanas, donde no faltaba a la hora del desayuno o para preparar esos tentadores y típicos batidos servidos en vasos enormes. Por eso se ganó el sobrenombre de “batidora americana”.

Gracias a los nuevos hábitos de vida con las tendencias de alimentación más healthy, nos han enseñado que con una buena batidora de vaso podemos preparar batidos y smoothies muy saludables, sabrosos, ricos en nutrientes y muy prácticos para tomar a cualquier hora.

Pero una batidora de vaso es mucho más, y puede convertirse en aliado imprescindible en la cocina. Modelos como la Oster Pro 1100, con una jarra de gran capacidad, gran potencia de cuchillas y funciones preprogramadas, ofrecen una gran versatilidad con múltiples opciones para preparar todo tipo de recetas muy fácilmente.

Smoothies nutritivos con la textura perfecta

Un smoothie se diferencia del batido en que puede incorporar alimentos más fibrosos como verduras y hortalizas crudas, semillas o frutos secos. Un batido es más suave y un smoothie algo más denso, pero ambas bebidas necesitan un triturado perfecto.

Para lograr esa textura homogénea sin grumos, necesitamos una batidora dotada de cuchillas potentes que giren a gran velocidad, y muy resistentes. Un truco es añadir primero los ingredientes más blandos y los duros al final. Aprovechando la función pregrogramada de smoothies, la máquina hará ella sola todo el trabajo hasta obtener la textura idónea.

El contenido en agua puede variar mucho según la verdura, por eso puedes ajustar la densidad de tu smoothie de forma manual. Cuando haya terminado el programa especial, agrega agua mineral, agua de coco o zumo poco a poco, y tritura a velocidad baja en el modo manual para mezclarlo.

Batidos deliciosos en su punto

Los batidos combinan frutas y lácteos con otros ingredientes como cereales. La fruta fresca es más tierna y por eso la función preprogramada de las batidoras no requiere tanta potencia, para respetar mejor la textura natural.

Puedes usar la fruta más madura para hacer deliciosos batidos, así evitas desperdicios y la bebida tendrá mucho más sabor, ya que la fruta madura es más dulce y aromática. No hace falta que peles frutas como el melocotón o la manzana, la batidora tritura todo perfectamente y aprovecharás sus nutrientes.

Prueba a combinar tu batido con diferentes bebidas vegetales para hacer recetas sanas, variadas y aptas para veganos o intolerantes a la lactosa. Leche de almendras, soja, avena, coco o arroz son deliciosas opciones que te darán mucho juego con sabores distintos. Para un batido más refrescante, usa piezas de fruta congelada o hielo.

Cremas y purés de verduras como la seda

En versión caliente y reconfortante en invierno, o fría y refrescante en verano, la clave para preparar cremas de verduras irresistibles está en la textura. Para obtener esa cremosidad suave como la seda puedes ahorrarte el paso tedioso del colador chino gracias a una batidora de cuchillas potentes y la función especial para picar alimentos y preparar salsas.

Utiliza vegetales de temporada maduros para tener el máximo sabor, y una textura más blanda y fácil de triturar. Si además los pelas antes de cocinarlos, el resultado será mucho suave. Una vez triturada la crema puedes ajustar la textura añadiendo nata ligera, leche o agua. Prueba a emulsionar con aceite de oliva añadiéndolo en hilo mientras trituras a velocidad baja poco a poco. La Oster Pro permite esto gracias a que en su tapa superior se encuentra una abertura para ir añadiendo alimentos mientras usamos la baja velocidad o entre velocidades.

Salsas con la textura perfecta

Con una batidora de vaso como la Oster Pro 1100 es muy fácil improvisar salsas para acompañar cualquier plato. Su función preprogramada especial para salsas ajusta la textura perfecta de cualquier ingrediente, pero también podemos ponernos creativos con el modo manual.

Por ejemplo, un chimichurri para carnes a la parrilla tiene que quedar bien licuado y homogéneo, pero en un guacamole nos interesa más una textura más rústica, sin convertirlo en puré. En este caso tritura a una velocidad baja con intervalos cortos hasta conseguir el punto deseado.

También puedes hacer mayonesa casera fácilmente en apenas unos minutos. Tritura primero a velocidad baja un huevo entero y después ve añadiendo poco a poco aceite de oliva en hilo, sin dejar de batir siempre a baja velocidad, hasta que espese a tu gusto.

El poder de los frutos secos

Los frutos secos son verdaderos superalimentos llenos de nutrientes en pequeñas dosis. Además de comerlos como snack o aperitivo, podemos incorporarlos a multitud de recetas, y la batidora es la mejor herramienta para trabajar con ellos. Son muy duros, pero las cuchillas resistentes y el motor potente de la Oster Pro 1100 puede triturarlos sin problemas.

Por ejemplo, puedes simplemente picar un poco de almendras o nueces con la función manual, a tu gusto, para rebozar carnes o pescados, o seguir triturando hasta tener una consistencia fina para lograr tu propia harina.

Si quieres hacer leche vegetal, deja a remojo almendras, nueces o cacahuetes toda la noche, escurre y tritura con el doble el agua. Para hacer tu propia mantequilla de frutos secos, usa la función picar alimentos/preparar salsas hasta que consigas una textura cremosa. Prueba a añadir un poco a tus batidos y smoothies.

Cocktails y granizados de lujo

En las ocasiones especiales nos gusta cuidar todos los detalles para agasajar a los invitados. Con la batidora es muy sencillo sorprender con tus propias recetas de cocktelería y granizados muy vistosos, gracias a la potencia y durabilidad de cuchillas como las de la Oster Pro 1100.

Para cócteles clásicos como el mojito o la margarita, simplemente tritura a velocidad media los ingredientes con el hielo para lograr esa textura profesional digna del mejor barman. Puedes mantener la jarra de la batidora en el frigorífico para ir sirviendo cada cóctel, decorando cada copa al momento con unos gajos de fruta, hojas de menta, etc.

Si prefieres un refresco sin alcohol, por ejemplo limonada, tritura en este caso con velocidad alta la fruta con agua y un poco de azúcar. Combina esta mezcla con gaseosa muy fría y sirve al momento, o conviértela en un granizado triturándola también con hielo.

 

Desde el desayuno hasta el postre de la cena, una batidora de vaso puede dar mucho juego ayudándonos con todo tipo de platos y recetas. No te limites solo a preparar batidos perfectos, explora todas sus posibilidades para sacarle el máximo partido y comprobarás la gran versatilidad que ofrece una Oster Pro en la cocina diaria.

Fotos | iStock.com/nata_vkusidey – Sarsmis


Etiquetas: , ,