Ya llega el calor. España es un país de temperaturas muy diferenciadas según las estaciones y las zonas, con un invierno muy crudo y un verano muy caluroso. Y, como vamos notando año tras año, y como la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) predice, este verano traerá temperaturas más altas de lo habitual en toda España.

Por eso ahora es el momento perfecto para poner a punto nuestra casa y disfrutar al máximo de los próximos meses de verano. Con unos sencillos consejos y dispositivos de climatización, conseguiremos controlar la temperatura de nuestra casa.

Antes de que llegue el calor

La prevención también es importante en la tarea de preparar nuestro hogar para el verano. A día de hoy el ahorro energético es necesario, no sólo en términos de economía doméstica, sino a nivel de sostenibilidad. Ya hablamos de la importancia de tener electrodomésticos eficientes, ahora veremos algunos aspectos que están de tu mano para optimizar al máximo el rendimiento de los aparatos de climatización en casa.

  • Ventanas: son elementos importantísimos que conectan el interior con el exterior de nuestra casa y que en muchos casos registran más pérdidas de energía de lo que podrías esperar. De ahí la necesidad de comprobar que el aislamiento esté en perfectas condiciones (juntas, cajones de persianas…). Y si toca renovar ventanas, opta por doble acristalamiento o cristales reflectantes para el calor.
  • Persianas y toldos: en un país como el nuestro, gobernado por el sol, es indispensable protegernos para prevenir la fuerte exposición solar. Podemos tener una ventana con un buen aislamiento pero si no cuidamos estos elementos, perderá efectividad. Nos ayudarán a que el calor externo no entre en casa, sobre todo en las horas de más calor. Si no puedes poner toldos, hoy en día existen estores “pantalla” que aislan del calor.
  • Aíslate en las horas puntas de calor: aprovecha para ventilar durante la primera hora de la mañana o de la noche. Sé precavido y cierra las ventanas en las horas de máximo calor. Muchas veces al querer generar una corriente de aire, estamos dejando pasar el calor y así subimos la temperatura de la casa innecesariamente.
  • Revisa el estado de los aparatos eléctricos, sobre todo el aire acondicionado: es importante controlar cuál es su estado y comprobar si necesita mantenimiento, que los filtros estén limpios y la entrada y salida de aire se encuentren despejadas, comprobar el estado de los desagües, los niveles de presión del circuito, los condesadores de arranque, la suciedad en el intercambiador (exterior o interior)  y, sobre todo, la carga de gas. Así te aseguras un buen rendimiento y controlar que no gaste más energía de la necesaria.
  • Cambiar las bombillas por otras de LED o de bajo consumo, así ahorraremos energía (y dinero), ya que este tipo de bombillas producen menos calor

 

Aire acondicionado: la mejor opción para mantener la casa fresca

Una vez que el calor ha llegado, lo mejor es que hagamos uso de los diferentes electrodomésticos que existen a nuestra disposición. El primero que nos viene a la cabeza es, sin duda, el aire acondicionado, sobre todo los típicos split que se instalan en la pared.

Puede darse el caso de que nuestro aparato de aire tenga ya varios años y debamos pensar en cambiarlo por uno nuevo. Los síntomas son fáciles de notar: no enfría lo que debería, el flujo de aire es demasiado débil, pueden existir fugas, condensación… Eso sin contar los riesgos para la salud que implica que utilicemos unidades de aire acondicionado en mal estado: propagación de microorganismos, daños en las vías respiratorias, etc.

La segunda posibilidad es que aún no tengamos aire acondicionado en casa. Si estamos pensando en comprar uno debemos conocer cuáles son los diferentes sistemas que existen:

De ventana: una caja que contiene todas las partes del sistema y que se coloca en un hueco practicado en la pared, de forma que la mitad del aparato queda en el exterior y la otra mitad en el interior. Su mayor ventaja es el bajo costo de instalación y su fácil mantenimiento. Por contra, en algunas comunidades de vecinos no están permitidos al tener que realizar un agujero en la pared.

Split de pared: es el equipo más habitual. Consta de un compresor que se instala en el exterior del edificio y una o varias unidades interiores comunicadas mediante tubos. Como ventajas encontramos la gran variedad de estilos y potencias de que disponemos, un sencillo mantenimiento y muy bajos niveles de ruido.

Split de techo: similar al anterior, como su nombre indica se instala en el techo de la vivienda. Su máxima ventaja es la gran potencia que tiene un solo equipo. En contra tiene que su instalación es muy compleja y, por tanto, costosa, además de que son más ruidosos.

Portátil: Consisten en un equipo portátil (con ruedas) que se puede mover de una estancia a otra y que dispone de una manguera flexible que expulsa el aire caliente al exterior. Obviamente, su mayor ventaja es que no necesita instalación, se transporta fácilmente y emiten poco ruido. Como inconvenientes podemos señalar que son más caros que los split de pared en cuanto relación calidad-precio, ya que son mucho menos potentes.

¿Qué potencia necesitaremos en nuestra casa?

Por otra parte, es importante conocer qué potencia necesitaremos en nuestra casa, lo que calculamos en frigorías. Son varios los factores que influyen: la superficie de paredes y techo, la temperatura exterior, superficies acristaladas, orientación de la habitación, etc.

Como medida general, se suele calcular unas 100 frigorías por metro cuadrado: es decir, necesitaríamos un aparato de unas 4.000 frigorías para una estancia de unos 40 metros cuadrados. Además, si en la estancia tenemos una gran carga térmica por alguno de estos factores, se recomienda incrementar la base de cálculo hasta las 130 o 150 frigorías por metro cuadrado.

También podemos calcular las frigorías por metros cúbicos. Comprobaremos los metros cúbicos de la habitación donde queramos instalar el split multiplicando los metros cuadrados por la altura, y el resultado final lo volveremos a multiplicar por 50: para una estancia de 70 metros cuadrados necesitaríamos unas 3.500 frigorías (70×50=3500).

Otro dato que necesitamos es la potencia en Kw que necesitaremos. A continuación mostramos una tabla orientativa de la potencia de refrigeración en Kw que debemos tener según los metros cuadrados.

Prepara tu casa para el verano con la mejor climatización (y algunos consejos)

Hay que tener en cuenta que estas cifras se deben incrementar en un 15% en habitaciones muy soleadas o calurosas.

¿Qué aire acondicionado comprar?

Prepara tu casa para el verano con la mejor climatización (y algunos consejos)

El más popular y el que más ventajas presenta frente al resto de los sistemas: fácil instalación, potencia, silencioso y un largo etcétera. Hay una gran variedad donde elegir, pero podemos destacar algunos con alta eficiencia energética (A+++) como el Fujitsu ASY35UI-KX, con ajuste automático del caudal de aire, sleep para desconectarse automáticamente y limpieza automática del filtro entre otras características.

En una gama de precios más asequible, El Corte Inglés dispone en su web numerosos modelos split que, hasta el 18 de junio, cuentan con ofertas de hasta un 30% de descuento. Entre ellos, el LG CONFORT12.SET con 3.010 frig/h y 3.268 kcal/h, con modo supersilencioso y una clasificación energética de A++. Con menor capacidad pero con doble split y también de oferta, puedes optar por Daikin 2MX40KV1, también una clasificación energética de A++. 017).

Es posible que no tengas instalación o que tu casa no lo permita, existe otro tipo de aire acondicionado, el portátil disponible también en varios tamaños y estilos, que pueden servirnos y que, como sus hermanos mayores, no solo refrigeran la habitación o el salón sino que ventilan y humidifican la estancia.

Prepara tu casa para el verano con la mejor climatización (y algunos consejos)Entre los modelos que podemos encontrar destacan el Saivod SAP916, con memorias, refrigeración, deshumectación, auto diagnóstico y mando a distancia. O el Daitsu APD9CRV2, con opción turbo, cuatro velocidades, deshumidificación y todo controlable desde el mando a distancia o desde su display digital. Por último, queremos destacar el compacto Olimpia Splendid, con 3 velocidades de ventilación, evacuación automática del líquido de condensación, deshumidificador, triple sistema de filtrado y mando a distancia.

En esta línea, los climatizadores o ‘Air  cooler’ enfrían el aire y realizan más acciones, como el Saivod Air Cooler 3 en 1: enfría el aire, lo purifica y lo humidifica, y los evaporativos como el DF-AF1831C que, como su nombre indica, evapora el agua de su depósito para humidificar y refrescar el aire de la habitación, dispone de temporizador y panel de control LED.

Ventiladores

Puede que el calor en tu zona no registre picos tan altos que no tengas más opción que optar por una ventilación clásica. En tal caso el progreso también ha llegado a este pequeño electrodoméstico y lo podemos encontrar de varios tipos, desde el típico ventilador ‘de mesa’, hasta los ventiladores de pie, de diferentes tamaños y formas, con altura regulable, entre los que incluso encontramos algunos con climatizadores a base de agua como el ventilador nebulizador Taurus, que posee difusor de esencias, mando a distancia, tres modos de ventilación, ionizador y efecto antimosquitos, todo accesible desde su panel táctil LED.

También destaca el ventilador purificador de torre Dyson, con purificador, una app propia, filtro de 360º y, lo más llamativo, carece de aspas. Pero si queremos algo más clásico pero que no sea el típico ventilador, Rowenta posee una elegante torre, la Rowenta Classic Tower VU6140.

 

Esperamos que, con estos consejos, el verano en casa sea algo más soportable y, sobretodo, fresquito.

Imagen| iStock ronstik