Hace tiempo que los zumos se consideran parte esencial de un buen desayuno y también los disfrutamos como alternativas más sanas de los refrescos. Pero en los últimos años los zumos y licuados se han convertido en tendencia como parte de un estilo de vida saludable, y el mercado se está llenando de todo tipo de pequeños electrodomésticos que nos animan a prepararlos en casa.

Ahora la licuadora en frío profesional SuccoVivo nos anima a descubrir lo fácil y rápido que puede ser hacer zumos en casa. Lo que la hace diferente es su capacidad de extracción. Todo gracias al potente motor profesional de inducción y el llamado “tornillo sin fin” ultraresistente, que aunque suene a ciencia ficción, he podido probarlo en mi cocina.

La licuadora en frío profesional que quiere revolucionar nuestros zumos caseros

Sí, el mercado está lleno de licuadoras, batidoras y exprimidores de todas las formas y tamaños. ¿Por qué la licuadora SuccoVivo se presenta como un aparato especial que quiere revolucionar nuestros zumos caseros? Al menos es la primera pregunta que yo me hice al recibirla en casa, y tenía curiosidad por ver qué novedades presentaba, y si estaba a la altura de ellas.

Lo primero que nos promete es un resultado profesional que, no nos engañemos, es tan difícil imitar en casa. Por ejemplo, en los famosos zumos detox, lo fundamental es lograr una buena textura y que a la vez aproveche de verdad los nutrientes. Ya adelanto que con esta licuadora podemos conseguirlo.

¿Qué es eso del prensado en frío?

Si lo que diferencia a SuccoVivo de otras licuadoras o exprimidores es su sistema de extracción, conviene entender un poco en qué consiste exactamente. En realidad es muy sencillo, y se trata de aprovechar al máximo las propiedades de los ingredientes.

Aquí entra en juego lo que he comentado al principio, su motor de inducción de potencia profesional con engranajes de acero y el tornillo sin fin con puntas de diamante. El tornillo prensa fruta y verdura a muy baja velocidad, presionando con fuerza y de forma continua. El prensado en frío lo que consigue es exprimir hasta la última gota de jugo pero respetando las propiedades de cada ingrediente, así se extrae el máximo de nutrientes.

La verdad es que sorprende ver en funcionamiento el tornillo la primera vez, no hace mucho ruido y parece mentira que sea capaz de extraer tanto jugo a una velocidad tan lenta, incluso de frutas y verduras duras y fibrosas o de frutos secos. Por eso es perfecto también para hacer salsas que no se oxidan o sorbetes con fruta congelada. Y, no menos importante, conseguimos zumos con una textura muy agradable y homogénea.

Ese es otro los puntos fuertes que la diferencian de una licuadora tradicional: la homogeneidad. Con el método de centrifugado de las tradicionales estás obligado a tomar el zumo inmediatamente, porque en pocos minutos se empiezan a separar los componentes quedándose el agua abajo. La extracción en frío de SuccoVivo evita este problema, se obtiene un resultado muy homogéneo, y esa textura unificada se mantiene durante horas. Así no tenemos que remover o agitar cada dos por tres el zumo ni tenemos que ir con prisas a beberlo.

La licuadora en frío SuccoVivo de Imetec en casa: unboxing

Hoy en día tenemos tantas novedades tecnológicas que cada vez parece más difícil hacer un hueco a nuevos aparatos en casa. Por eso yo valoro mucho el diseño, no solo estéticamente sino también por la practicidad. En este sentido, la caja de la licuadora en frío SuccoVivo afortunadamente no nos hace temer lo peor y es muy manejable.

La parte principal es lógicamente, el propio cuerpo del aparato, que es el más pesado ya que incorpora el motor. Sin embargo, no es en absoluto un armatoste, tiene unas dimensiones muy razonables y bien optimizadas, con un diseño vertical que hace que sea muy fácil encontrarle sitio en la cocina, algo que siempre se agradece.

Dentro del recipiente exprimidor hay que ajustar uno de los tres accesorios que vienen en la caja. Hay dos filtros, de malla fina y de malla más gruesa, y un accesorio para sorbetes y salsas. Se puede ver cómo cada filtro tiene la malla de un grosor diferente, pero hay que reconocer que es muy acertado haber escogido colores diferentes para diferenciarlos de un vistazo y evitar errores.

Y luego tenemos el famoso “tornillo sin fin”, que ya hemos dicho que es la pieza encargada de extraer el zumo de los ingredientes que introduciremos por el tubo de entrada. Destaca el tamaño, ya que es mucho más grande que el de las licuadoras en frío tradicionales con boquilla estrecha, y por esto tiene la capacidad de prensado que tiene. Además se incluyen dos recipientes de 800 ml separar el zumo y los residuos, un práctico cepillo de limpieza y un libro de recetas muy completo con muchas ideas para empezar.

La puesta en marcha

Como es habitual con los aparatos de preparación de alimentos, antes de empezar a usar la licuadora en frío debemos retirar todos los embalajes y lavar y secar todos los componentes que entrarán en contacto con los ingredientes. Después tan solo hay que situar el producto en un espacio libre cerca de un enchufe y montar correctamente sus componentes.

Siguiendo las indicaciones de los marcadores de cada pieza es muy fácil instalar las partes sin problemas, encajan a la perfección y es importante que todo esté bien conectado. El sistema de funcionamiento es perfecto para los que aborrezcan los botones; tan solo hay un interruptor con tres posiciones: encendido, apagado y reverso, para aprovechar todo el producto.

El día a día con la licuadora en frío SuccoVivo de Imetec

Una vez hechas las primeras pruebas con nuestra nueva licuadora en frío, la verdad es que resulta fácil integrar la SuccoVivo en el día a día. Si tenemos el aparato en un lugar fijo de la cocina no cuesta nada darle buen uso, mucho más allá del típico zumo de naranja del desayuno. El libro de recetas es una buena ayuda para empezar a jugar con todas las posibilidades que ofrece la licuadora.

Personalmente me ha sorprendido mucho la opción de hacer zumos, sorbetes, salsas, cremas y leche vegetal. Soy consumidora habitual de bebidas vegetales y siempre he querido poder hacerlas en casa, pero me daba pereza comprar otro aparato. Me parece mucho más práctico tener esa opción dentro de la licuadora, al fin y al cabo nuestras cocinas no son tan grandes como para tener decenas de aparatos distintos.

Al final, a la hora de usar estos nuevos aparatos la comodidad es fundamental. Es otro aspecto positivo de SuccoVivo, que los zumos se hacen prácticamente al instante, ya que el preparado previo de los ingredientes es mínimo. Además podemos hacer el zumo con antelación, sin preocuparnos de que se oxiden o se pierdan vitaminas; así podemos tomarlo cuando nos sea más cómodo si lo almacenamos en un recipiente hermético. En este sentido la marca indica que se han realizado pruebas en un laboratorio acreditado, demostrando que un zumo de naranja obtenido por esta licuadora en frío mantiene sus vitaminas hasta 48 horas.

Hablando de comodidad, la limpieza es también muy sencilla y rápida. Al optimizar el jugo el residuo es mínimo y se retira con facilidad; las piezas se lavan sin problemas bajo el grifo y con el cepillo especial se dejan los filtros impecables en un momento. Incluso podemos aprovechar esos residuos para preparar otras recetas, como bizcochos o galletas.

En definitiva, la licuadora SuccoVivo de Imetec nos da lo que promete, la posibilidad de preparar fácilmente zumos naturales con buen sabor, una textura muy agradable y exprimiendo al máximo todos los nutrientes. Puede ser la ayuda perfecta para aumentar el consumo de frutas y verduras y llevar fácilmente una dieta saludable, con muchas posibilidades en la cocina más allá de un simple zumo.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar


Etiquetas: , ,