La vida en el hogar antes de los electrodomésticos resultaba dura, es algo que saben las personas de generaciones anteriores. Lavar la ropa a mano en una cuba, o no poder consumir alimentos frescos, son problemas a los que ya no tenemos que enfrentarnos. Por contra, los electrodomésticos que nos hacen la vida más fácil consumen electricidad para funcionar.

¿Sabes cuánta luz gastan los distintos electrodomésticos de tu casa? Según el Análisis del consumo energético del sector residencial en España del IDAE –Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, dependiente del Ministerio de Industria– el 62% del consumo eléctrico total del hogar obedece al equipamiento de electrodomésticos. El 38% restante se usa para calentar agua en termos eléctricos, iluminación, cocina y aire acondicionado.

Este es el consumo anual de tus electrodomésticos

En el mismo estudio del IDAE podemos ver lo que consume cada electrodoméstico, que mostramos en la tabla y gráfica de abajo. ¿Sabías que el electrodoméstico que más electricidad consume al año es el frigorífico? Se lleva casi el 20% del consumo doméstico; seguido de la lavadora (7%), y el horno (5%).

consumo eléctrico hogar electricidad frigorífico datos del IDAE

Gracias a estos datos sobre consumo doméstico podemos orientar las siguientes compras de electrodomésticos hacia el ahorro. Si nos planteamos reducir nuestra factura eléctrica, y sabiendo que el frigorífico consume nueve veces más luz que la secadora, la inversión lógica es cambiar el frigorífico a uno más eficiente en lugar de cambiar la secadora primero.

Una vez tengamos un frigorífico de categoría de eficiencia energética A, la lavadora o el horno podrían ser los siguientes electrodomésticos a mejorar porque son los que más consumen de la lista.

¿Cómo calcular la inversión en un electrodoméstico según su consumo?

En numerosas ocasiones no consideramos la compra de un electrodoméstico una inversión, y esperamos a que se averíe el que teníamos para realizar una compra rápida. Esto lleva a compras de coste bajo (y calidad baja). Es decir, de baja eficiencia energética.

Como consecuencia, el consumo eléctrico de nuestro hogar se dispara, y acabamos pagando caro lo que parecía un ahorro en el coste del electrodoméstico. Poniendo el ejemplo en el frigorífico, ¿cómo sabemos cuál tenemos que comprar? ¿Cuál nos da un mayor ahorro por coste?

Si tenemos en la actualidad un frigorífico A y lo cambiamos por un A+ conseguiremos ahorros aproximados de hasta 110 euros/año. En el caso de invertir en un A++, de cerca de 342 euros/año, según datos de LG.

lg instaview door in door abierta

A corto plazo es un gasto, pero a largo plazo supone una inversión doméstica de importancia, muy relacionada con la durabilidad del electrodoméstico. A mayor duración del mismo, más ahorro, porque repercutiremos el mismo gasto (el coste del frigorífico) a lo largo de más tiempo.

Lo ideal es localizar un frigorífico que nos garantice una larga vida útil y un ahorro en la factura eléctrica, a la vez. En el caso del LG Instaview Door in Door  (A++), gracias al compresor Inverter Linear Compressor obtenemos un 32% de ahorro en energía frente a los convencionales, sumado a 10 años de garantía en el compresor y 20 años de vida útil mínima (certificada por el prestigioso laboratorio alemán VDE).

La usabilidad del frigorífico es muy importante en el ahorro

El mismo frigorífico mencionado incluye dos tecnologías que contribuyen al ahorro energético. Como la doble puerta Door in Door de los frigoríficos americanos de LG, que reduce la pérdida de frío en un 46%*; y la puerta Instaview, una evolución de la anterior, que te permite ver su interior sin necesidad de abrirla, tan solo haciendo “toc, toc”.

Saber lo que hay en el frigorífico sin necesidad de abrirla es importante de cara al ahorro, ya que nuestro frigorífico gasta energía enfriando el aire que hay dentro. Cada vez que abrimos la puerta (por ejemplo, cuando queremos saber qué poner en la lista de la compra) hacemos trabajar al compresor.

La tecnología Instaview nos permite llamar a la puerta del frigorífico (hacer “toc-toc” con los nudillos sobre el cristal) para que su interior se ilumine y nos muestre qué hay dentro. Si buscamos un alimento concreto, iremos a tiro hecho sin necesidad de abrir las puertas de par en par para buscarlo.

consumo eléctrico hogar electricidad frigorífico puerta nevera

Por otro lado, la tecnología Door in Door es una doble puerta que permite acceder a los caprichos más fácilmente. Esto supone que nos ahorramos el 32 de las 66 veces que abrimos la puerta del frigorífico. O lo que es lo mismo, reduce la pérdida de aire frío en un 46%*.

de que depende el consumo

El frigorífico en el que invirtamos ha de adaptarse a nuestro uso diario en lugar de que sea el electrodoméstico el que fuerce nuestras costumbres. Lo mismo podemos decir de la lavadora, el horno o el lavavajillas, entre otros. Gracias a la tecnología moderna y a los electrodomésticos inteligentes como el frigorífico LG Instaview Door in Door   , podemos hacer más cómoda la vivienda, más habitable, y más económica.

Si el ahorro económico asociado a un menor consumo es relevante, es aún más importante el bajo impacto medioambiental de consumir poca energía; así como la reducción de la huella ecológica y del CO2 equivalente al fabricar electrodomésticos de elevada durabilidad y eficiencia.

consumo frigorifico

En Tecnología de tú a tú| Instaview: una forma revolucionaria de ver tu comida


Etiquetas: , ,