En vistas de que la exclusividad del iPhone con Movistar nunca se sabe cuando acabará, a pesar de los eternos rumores sobre su salida con otros operadores en territorio español (ahora se habla de que en verano saldrá con Vodafone), Vodafone apuesta claramente por Android como la salida más elegante y equivalente al terminal de Apple. Además, el nuevo iPhone que llegará en verano es más que probable que sea en exclusiva con Movistar también, hay que cubrirse las espaldas de cara a la pérdida de clientes que implica cada año la salida de este terminal. Vodafone incorporará dos auténticas “bestias” de la telefonía móvil. Es equivalente a usar el potencial del HTC HD2 pero con Android. Recordemos que el hardware del HD2 es el mejor, hoy día, en telefonía móvil. El Xperia X10 es un terminal con el procesador Snapdragon a 1Ghz, 384 megas de Ram y pantalla capacitiva de 4 pulgadas. Todo ello para mover la distribución “Donut” de Android, la 1.6. Queda extraño que con un hardware tan excepcional no incorporen el software del Google Nexus One (el 2.1), pero a buen seguro habrá actualización llegado el momento. El resto de características son una cámara de 8 megapixels (con led flash, estabilizador de imagen y autofoco), tetrabanda, 3G a 10’2Mbps, WiFi, Bluetooth y conector estandar micro USB y jack 3’5mm. Una perla a la que habrá que estar atento sobre la subvención que le aportará Vodafone. Por otra parte, HTC, una experta en Android a día de hoy, montará la distribución 2.1 sobre el HTC Legend. Este modelo es levemente inferior al X10, con un procesador de 600Mhz, mismos 384 Mb de Ram, cámara de 5 megapixels y una increible pantalla Amoled de 3’2 pulgadas, conector estándar micro USB y jack 3’5mm, Wifi, Bluetooth, radio FM y 3g hasta 7’2Mbps. Es bastante más pequeño que el Xperia X10 pero como hemos visto también es algo menos potente. Dicen que este será el sustituto del HTC Magic que ya ha desaparecido de los catálogos de Vodafone. Se prevé una primavera movidita, entre las noticias que se filtran de Windows 7, el inminente nuevo iPhone y la lucha de Android por acercarse poco a poco a las cotas de uso del iPhone.