La fotografía es una de las actividades tecnológicas más extendidas entre todo tipo de usuarios. Con la llegada de las cámaras digitales primero, y su integración en los móviles después, la fotografía se ha convertido en un fenómeno de masas.

Según cálculos de consultoras como Infotrends,  en 2017 se harán 1,2 billones de fotos en el mundo, frente a 1,1 billones en 2016. Para que te hagas una idea, en 1999, cuando las cámaras de carrete alcanzaron su máxima popularidad, se hacían del orden de 80.000 millones de fotos.

Estas grandes cifras dan una idea de la magnitud del fenómeno de la fotografía, aunque hay que tener en cuenta que muchas de estas ingentes cantidades de fotos se hacen desde teléfonos móviles. Concretamente, y según el informe de Infotrends, un 85%.  Ten en cuenta que hay unos 4.000 millones de teléfonos con cámara en el mundo, y que hacer fotos con el móvil es tan fácil como apretar un botón en una app.

Las cámaras siguen siendo todo un regalazo

Podemos pensar que, con tanto móvil capaz de hacer fotos, las cámaras tradicionales ya son prescindibles. Es más, los móviles han ido ocupando el lugar de las cámaras tradicionales a la hora de hacer fotos en el día a día. Pero, con todo lo buenos que son ya algunos terminales en su acepción fotográfica, siguen sin estar a la altura de las cámaras dedicadas.

Los móviles son perfectos para fotos que no salen del móvil. Es decir, se hacen, se ven (a veces) y se comparten con nuestros contactos y redes sociales usando las apps en el propio dispositivo. Pero si se necesita usar la foto en otros ámbitos, las cámaras dedicadas siguen siendo mejores en general.

Otro punto donde los móviles “flaquean” es en el apartado creativo. Las cámaras de los teléfonos suelen incluir modos manuales muy potentes, pero no se puede “jugar” con parámetros fotográficos importantes como puede ser la apertura de diafragma, por ejemplo. Tampoco hay zoom óptico, salvo muy contadas excepciones y el flash integrado es bastante modesto en cuanto a capacidad para iluminar una escena.

Pon una cámara en la vida de tu madre

Las cámaras digitales siguen siendo la mejor herramienta fotográfica que podamos tener. Y, al mismo tiempo, una cámara de fotos también puede un regalo perfecto para el Día de la Madre.

Ya sea una mujer experta en la fotografía y que necesite un cambio de equipo, o no tenga mucha idea sobre esta disciplina, pero tenga interés en aprender y disfrutar de esta actividad, una cámara de fotos puede ser un regalo excelente que haga las delicias de las madres, y también de todos aquellos que disfruten con las fotos que hagan.

Yendo más al grano, nos encontramos con diferentes escenarios donde una cámara fotográfica puede encajar como anillo al dedo.

La calidad, lo primero

Si la calidad es la prioridad a la hora de hacer fotos, una cámara digital es la mejor elección. Pero no cualquier cámara. Tiene que ser un modelo que ofrezca una calidad claramente superior a la de un smartphone. Si es compacta, preferiblemente que sea un modelo avanzado con un sensor de gran tamaño. O en su defecto una EVIL (también llamada CSC) e incluso una réflex si el tamaño y el peso no son un obstáculo.

Las cámaras EVIL y las SLR digitales usan sistemas de ópticas intercambiables que permiten elegir diferentes objetivos según las necesidades. Generalmente estas cámaras pueden comprarse en versión “kit” con una óptica zoom básica que suele ser suficiente para la mayor parte de usos habituales, pero siempre podemos añadir más objetivos al equipamiento dependiendo del tipo de fotos que se hagan.

Como ejemplo de cámaras EVIL, una buena propuesta es la Sony Alpha 6000, con una óptica (intercambiable) kit de 16 – 50 mm equivalente a un 24 – 75 mm aproximadamente. Si nos vamos a las SLR, un modelo solvente y con un precio económico es la Canon EOS 1300D con una óptica kit  18 – 55 mm

Cuando hablamos de cámaras compactas avanzadas, lo hacemos para diferenciarlas de las cámaras compactas “convencionales”, que no son demasiado diferentes de un smartphone de gama media o gama media alta a la hora de hacer fotos. Estas cámaras presumen de precios asequibles, pero tienen sensores pequeños y posibilidades creativas no mucho más extensas que las de un smartphone. El zoom es prácticamente la única ventaja frente a un móvil.

Si nos decantamos por una cámara compacta avanzada, la Fujifilm X70 es un modelo excelente por calidad y tamaño. La óptica es no intercambiable y fija de 28 mm, con lo que no tenemos zoom (sí de tipo digital) pero a cambio permite manejar todos los parámetros fotográficos y su sensor es de un tamaño igual al de muchas cámaras SLR.

La calidad es un parámetro importante si el fin último de estas fotos es imprimirlas con buena calidad o hacer ampliaciones. O editarlas con aplicaciones como Photoshop para hacer un procesamiento avanzado con el fin de realizar trabajos artísticos, por ejemplo. O simplemente si somos exigentes y no nos conformamos con tener una foto, pero queremos que tenga la máxima calidad incluso si la hacemos en situaciones complicadas en las que haya poca luz, o queramos captar matices de la escena como el movimiento o los más mínimos detalles.

Menos peso, por favor

Si nuestra madre ya tenía una cámara de fotos antes, pero era de tipo SLR, con un tamaño y peso difícil de manejar, una cámara EVIL o CSC puede ser una propuesta excelente. Estas cámaras ofrecen unas posibilidades creativas y una calidad similares a las de las cámaras SLR, pero con una fracción de su tamaño y su peso.

Las cámaras EVIL, como contrapartida, muestran una mayor lentitud en el momento de hacer fotos que una réflex. El tiempo que tarda la cámara en estar lista para hacer otro disparo es mayor que en el caso de las SLR, y el visor electrónico que las caracteriza, o la pantalla trasera, presentan una latencia “retraso” también mayor que en las SLR. Con todo, para fotos “tranquilas”, esta lentitud es una circunstancia menor que no supone un mayor problema. Y, además, las gamas altas de este tipo de cámaras ya compiten de tú a tú con las SLR en este aspecto de la velocidad.

Un buen ejemplo de cámara EVIL es la nueva Canon EOS M5, con un sensor excelente, y compatible con ópticas EF y EF-S mediante un práctico adaptador que nos permitirá reutilizar ópticas que pudiéramos tener de un cuerpo réflex anterior.

Para imprimir los mejores recuerdos, en el momento

Un tipo de cámara que nunca pasa de moda es la instantánea. Hacer una foto y tenerla impresa en el momento fue un fenómeno en la época de las Polaroid, para luego mantenerse a lo largo de los años hasta llegar a nuestros días donde sigue habiendo propuestas muy interesantes.

 

Las cámaras instantáneas son cámaras divertidas, que no aspiran a ofrecer resultados con una calidad excepcional, pero hacen posible tener una versión impresa de las fotos en pocos segundos. Y una propuesta interesante es la Fujifilm Instax Mini 70, que incluso tiene un modo selfie.

La cámara también está conectada

Si tu madre no quiere cambiar de móvil, pero la calidad de su cámara no es especialmente buena, y aun así le gustaría compartir fotos de buena calidad en las redes sociales, o sencillamente tenerlas en el smartphone para verlas cuando quiera, las cámaras compactas con conexión WiFi son una elección óptima.

Hay cámaras compactas con conexión WiFi a precios sumamente razonables que se conectan fácilmente con el móvil para compartir las fotos con el dispositivo y, desde ahí, manejarlas como si estuvieran hechas con el propio móvil, pero con una calidad mayor.

Un ejemplo de cámara compacta con WiFi es la Sony DSC-WX220 con 18 Mpx y varios colores donde elegir. Se puede conectar con el móvil para sincronizar las fotos que hagamos con la cámara y así compartirlas en el momento.

Las cámaras compactas “normales” y conectadas son una propuesta óptima si el presupuesto es modesto. Pero recuerda que, en la actualidad, casi todas las cámaras sean compactas avanzadas, CSC/EVIL o las réflex, cuentan con conexión WiFi o incluso Bluetooth. De todas ellas, las compactas son óptimas por su ligereza y tamaño, eso sí. Pero la conectividad es una característica que tiende a estar presente en todo tipo de productos.

Nuestra madre es una artista

Si nuestra madre tiene inquietudes artísticas y creativas, la fotografía puede ser una forma excelente de canalizarlas. Y para ello habrá que buscar una cámara que ofrezca un control exhaustivo de los parámetros fotográficos y un buen repertorio de accesorios y ópticas para elegir.

En este caso, las cámaras SLR son una buena opción por funcionalidad y por velocidad de respuesta, mejor en general que la de las cámaras EVIL, aunque las EVIL también ofrecen un control bastante exhaustivo de los aspectos más fotográficos de una cámara.

La Nikon D610 es una cámara que puede encajar bien en este capítulo, con sensor de tamaño completo y excelentes posibilidades creativas para usuarios que busquen fotos hechas con arte.

Una cámara para viajar

Si nuestros padres son aficionados a los viajes, el Día de la Madre es una buena oportunidad para regalar una cámara adecuada para capturar los mejores recuerdos de las escapadas que hagan. Para viajar, lo ideal es que la cámara pese poco y ocupe poco espacio, pero al mismo tiempo tiene que ser capaz de ofrecer una gama de distancias focales suficientemente amplia como para capturar tanto escenas urbanas como paisajes de naturaleza.

En este caso, una compacta de tipo bridge puede ser óptima, así como una EVIL / CSC con un par de objetivos zoom capaces de cubrir focales amplias para paisajes y focales largas tipo “tele” para fotos de naturaleza o para eventos, por ejemplo.

Las compactas de tipo bridge son cámaras de ópticas no intercambiables con zooms muy potentes que pueden superar distancias focales de 1.000 mm partiendo de focales tan pequeñas como 24 mm. Un ejemplo de este tipo de cámara es la Panasonic Lumix DMC-FZ300, con un zoom de 25 – 600 mm y 12 Mpx que hace de ella una todo terreno y que además es resistente a lluvia.

Para madres todoterreno, una cámara resistente

Hablando de resistencia, para madres aventureras que realicen actividades al aire libre, acuáticas o en situaciones donde la integridad de la cámara se vea comprometida (un hijo pequeño), una cámara rugerizada puede ser el regalo perfecto.

Existen cámaras que resisten golpes, inmersiones en agua dulce y salada o temperaturas bajo cero, perfectas para actividades como el submarinismo o el trekking. O simplemente sesiones playeras en contacto con la arena, el agua o el sol.

Una cámara como la Panasonic Lumix FT30 es capaz de aguantar inmersiones a hasta 8 metros y caídas a 1,5 metros, apta para actividades exigentes.

Vídeo también, por favor

Todas las cámaras son capaces de grabar vídeo. Pero si este formato es el preferido para capturar escenas en movimiento en vez de imágenes estáticas, existen cámaras especialmente solventes en este apartado.

El vídeo es un formato estupendo para crear un canal de YouTube, por ejemplo, o para crear contenidos para un blog. Hoy en día, este tipo de canales de comunicación están al alcance de todo tipo de usuarios, y puede ser una idea excelente animar a nuestra madre a que comparta su experiencia a través de ellos. Y el vídeo blogging es una forma entretenida y amena de hacerlo.

La Panasonic LumixG DMC GH4R es un ejemplo de cámara con excelentes habilidades para grabar vídeo. Recuerda que los objetivos son importantes a la hora de maximizar las posibilidades creativas de estas cámaras.

Sea como fuere, cualquier excusa es buena para regalar una herramienta creativa tan potente como una cámara fotográfica. Es probable que tengas que dedicar un tiempo a explicar a tu madre los conceptos básicos de funcionamiento de la cámara. O los trucos tecnológicos específicos de las cámaras digitales si tu madre viene del mundo de la fotografía analógica.  Pero el potencial de entretenimiento para tu madre es enorme.

Hay opciones con precios más o menos elevados, desde luego. Sin olvidar los accesorios tales como las tarjetas de memoria, trípodes o sistemas de iluminación. Pero el punto de partida es la cámara, que puede hacer las delicias de las madres en su Día.

Los móviles están bien, y no es incompatible usar el móvil para hacer fotos en el día a día. Pero las cámaras de fotos siguen siendo superiores como herramientas creativas.

En Tecnología de Tú a Tú | 10 fotografías espectaculares imposibles de hacer sin el objetivo adecuado

Fotos | Fabricantes


Etiquetas: , , , ,