En medio del caos actual reinante en relación a los sistemas operativos móviles con Windows Mobile, Symbian, Apple y Android luchando por dominar el mercado de celulares actual y futuro, el último movimiento del sector en forma de alianza en torno a Android dará mucho que hablar.

Marcas como Sonyericsson y Asus parecen empezar a decantarse por una plataforma frente a sus coqueteos pasados con Symbian y Windows Mobile. La Open Handset Alliance (OHA) que ya tenía entre sus componentes a grandes fabricantes como Samsung , LG, Motorola y HTC, ahora cuenta también con Sonyericsson, Asus, Huawei y Arm entre otros. Algo que por ahora deja a Nokia con Symbian, Microsoft con Windows y Apple con sus sistema propietario en un camino de soledad de cara al futuro.

Viendo la posición dominante adoptada por Nokia en el mercado actual y la fulgurante irrupción de Apple con su iPhone revolucionario, el movimiento es claro para debilitar al grande en favor de ganar cuota de mercado los pequeños.

Android parece el único sistema capaz de emerger entre la mediocridad en la que han caido Symbian y Windows, con máquinas demasiado poderosas para poder mover correctamente el sistema, olvidándose que al usuario en masa que no conoce ni lo que hay dentro de su terminal, lo que le interesa es un sistema operativo eficiente, intuitivo y versátil.

Y Android, con todos los usuarios del mundo capaces de crear aplicaciones sin pagar licencia, ha abierto un mundo de posibilidades que tiene mucho futuro.


Etiquetas: