La imagen que acompaña a la noticia muestra un boceto de un nuevo concepto de bicleta eléctrica que no utiliza cables.

De momento no es más que un prototipo, pero de hacerse realidad, la bicicleta eléctrica se llamaría HMK 561 y su creador, el diseñador Ralf Kittmann, tendría razones de sobra para estar orgulloso. Su punto fuerte, además del diseño, es el material del que estaría fabricada: fibra de carbono.

Haciendo uso de su buena conductividad eléctrica, la energía se transmitiría por el propio cuadro de la bicicleta, sin cables de por medio. Así llegaría a los motores colocados en las dos ruedas.

Para que el concepto lograra todavía más enfoque verde, el sistema de frenado sería regenerativo y se encargaría de recuperar parte de la energía en ese proceso.

Si el concepto os ha gustado, aunque se trate de un prototipo, hay posibilidades de que se pueda llevar a la práctica, pues su creador no se ha quedado de brazos cruzados y tras plantear su creación, ha construido un prototipo que ya está probando.


Etiquetas: ,