Al comprar este dispositivo, sería muy importante que tenga al menos fusibles de 10 amperios o más, CD, salida auxiliar para conectar un amplificador para el o los subwoofer y entrada auxiliar al frente para conectar un ipod o memoria MP3. Tendremos que elegir un estéreo que, como mínimo tenga sintonizador digital PLL o, mejor aún si es RDS. Este último sistema nos informa del nombre de la emisora, avisa de incidencias de tráfico, selecciona emisoras de un mismo tipo, y también permite sintonizar una emisora y no perderla aunque cambiemos de provincia. En la medida de lo posible tendremos que elegir uno con conectores traseros ISO, y mucho mejor si tiene salidas traseras pre-out.

Hoy en día la mayoría de los vehículos, por no decir todos, cuentan con un sistema de cableado común de instalación, que se adapta a la normativa ISO. Y también por suerte, el 99% de los dispositivos cuentan con este mismo conector ISO. Por ello, si únicamente queremos cambiar el aparato que trae de serie nuestro coche, o incluso si no trae pero consta de preinstalación, será tan sencillo como conectar el terminal ISO hembra que lleva nuestra radio, al conector ISO macho que lleva el coche, y todo funcionara perfectamente sin necesidad de hacer un solo empalme, ni de tener que ver complicados esquemas de instalación. Por norma general el conector controla todo, desde la alimentación control de antena electrónica, todos los altavoces que lleve el coche, control de luces etc. Una instalación de este tipo, aun sin tener ningún tipo de conocimiento no entraña ningún riesgo, y se realiza en poco tiempo.

Los colores de los cables de la radio son: Amarillo: 12 voltios constantes. Tenemos que conectarlo a la caja de fusibles. Si al apagar el vehículo se pierden los datos de nuestro aparato (sintonías grabadas…), el cable amarillo está mal conectado. Cuando quitamos el contacto de nuestro coche este cable debe seguir recibiendo voltaje. Rojo: Va a la caja de fusibles, de forma que exista voltaje sólo cuando el coche esté encendido. Si preferimos que la radio no se apague, a pesar de quitar el contacto de nuestro vehículo, lo debemos conectar al cable amarillo. Deberemos de tener cuidado si elegimos esta opción, ya que nos podemos dejar la radio puesta al irnos del coche, y al volver encontrarnos que nuestro vehículo no arranca, pues la batería se nos ha agotado. Negro: Tierra (-) Masa Gris: Positivo (+) del altavoz delantero derecho. Gris con línea negra: Negativo (-) del altavoz delantero derecho. Blanco: Positivo (+) del altavoz delantero izquierdo. Blanco con línea negra: Negativo (-) del altavoz delantero izquierdo. Violeta: Positivo (+) del altavoz trasero derecho. Violeta con línea negra: Negativo (-) del altavoz trasero derecho. Verde: Positivo (+) del altavoz trasero izquierdo. Verde con línea negra: Negativo (-) del altavoz trasero izquierdo. Azul: Es el cable de la antena motorizada. En caso de tener nuestro coche antena eléctrica, éste cable se encarga de subir la antena cuando enciendes el estéreo y la baja cuando lo apagas. Azul con línea blanca: Este cable se encarga de encender y apagar el amplificador. Lo tenemos que conectar al remote del amplificador, si disponemos de él. Naranja: Este cable se encarga de aumentar o disminuir la intensidad de la iluminación de nuestra radio. Su conexión no es imprescindible. Si no se conecta la iluminación de nuestra radio será siempre la misma.

Dependiendo de nuestro modelo de coche y de auto radio, es posible que tengamos que comprar un marco adaptador para instalarlo en el tablero de nuestro vehículo. Este marco adaptador permite instalar sin dejar huecos y a la vez da la apariencia de auto estéreo original, además nos permitirá instalarlo en nuestro coche, sin necesidad de hacer agujeros, ni tener que cortar ni modificar el tablero de nuestro vehículo. También tendremos que tener en cuenta, si nuestro radio es de Un Din o Doble Din. Lo habitual es que sea de Un Din, aunque aquellos que disponen de dvd con pantalla, o navegador son de Doble Din. Es necesario también adquirir adaptador que conecte los cables de nuestro aparato a los del coche, de forma que no sea necesario cortar los cables originales que trae el vehículo. De esta forma, en el caso de que vendamos nuestro coche podremos instalar otra vez el auto estéreo original que teníamos con solo desconectarlo, sin ninguna dificultad.

Una vez que tenemos todos los cables de nuestro coche preparados y aislados para la instalación, colocaremos el nuevo marco adaptador para nuestra radio, que hará que encaje bien y se adapte bien a nuestro vehículo. Para quitar el marco antiguo de nuestro panel, en caso necesario, este suele venir sujeta con unos tornillos que generalmente son de cruz. Si no trae tornillos se quita con unas llaves en forma de U, que tendrá nuestro vehículo. Sale a presión. Colocado ya el marco adaptador, procedemos a conectar nuestro Auto radio nuevo, tal y como hemos indicado en pasos anteriores. Unimos los cables color con color y los aislamos preferentemente con terminales de capuchón, si no disponemos de ello, lo haremos con cinta aislante. Realizado esto, colocamos nuestro Auto radio en el tablero, y ya sólo nos queda disfrutar de él.


Etiquetas: