Si los smartphones han sido la avanzadilla tecnológica a los terminales móviles, los nuevos Smart TV son los sucesores necesarios de los televisores en su nueva etapa TDT, aprovechando la disponibilidad de un gran número de canales, el acceso a Internet, la mejora de las comunicaciones inalámbricas, y la gran disponibilidad de contenidos multimedia. Si aún no sabea a que clase de Televisión nos referimos, esta breve guía que nos presentará las principales características de los televisores inteligentes.

Compartiendo contenidos En nuestro hogar podemos contar con un elevado número de gadgets que administran contenidos multimedia, como pueden ser un Tablet PC, netbook, portátil, smartphone, ebook reader, ordenador de sobremesa, consola de videojuegos, cámaras de fotos y vídeo, etc… Es por esto que el televisor, verdadero protagonista de nuestro salón, ha de aprovechar las posibilidades de utilizar y compartir contenidos con el resto de dispositivos. Gracias a las tecnologías inalámbricas, los Smart TV, se comunican con todos ellos, accediendo a videos, fotos, documentos, música y aplicaciones.

Además, permite una comunicación recíproca para aprovechar al máximo la experiencia multimedia. Estas tecnologías, que reciben nombres como “All Share”, “conectivity experience”, se basan principalmente en protocolos Wi-Fi y bluetooth que se integren en sistemas operativos Android, symbiam, y demás, pensados para los pequeños dispositivos. Acceso a la Red La navegación por Internet es el enfoque principal de este tipo de televisores, ya que nos permite añadir contenidos, aplicaciones, actualizaciones, además de poder acceder a propuestas del propio fabricante. Se ha prestado especial atención a las redes sociales, optimizando su uso y disfrute para que en tan sólo unos instantes podamos ponernos al día.

Los Smart TV se diferencian de los televisores multimedia convencionales, entre otras cosas, en que estos últimos sólo permiten un acceso limitado a la Red, simplificado por la dificultad existente en la navegación mediante un mando a distancia. Así, sólo unas cuantas webs desarrolladas especialmente para los televisores, son las que realmente se utilizarán con asiduidad. La amplia variedad de controles remotos ofertados por los principales fabricantes de televisores inteligentes, permite navegar con intuición, sin necesidad de una dura adaptación al periférico. Puede decirse que Internet por fin ha llegado a la televisión. Control en la palma de la mano El mando a distancia sufre la transformación más radical desde que el infrarrojo jubiló el cable de conexión. El control remoto en este tipo de televisores ha de ser capaz de sustituir al ratón para poder manejarlo a una sola mano con el máximo de naturalidad. En este sentido se han buscado ingeniosas soluciones, como la incorporación de una pantalla multi-táctil capacitiva que pueda leer gestos hechos con la punta de los dedos, pequeños teclados inalámbricos, ratones adaptados al salón, etc…

Destaca el llamado “Magic motion” de LG, una suerte de nunchaku wii que incorpora un sensor con giroscopio que detecta cualquier tipo de movimiento en el aire. Aplicaciones El televisor, como electrodoméstico compartido por toda la familia, ha de tener diferentes facetas que agraden a todas las personas del hogar, y para ello se ha recurrido a un gran número de aplicaciones, dirigidas a las personas de diferente edad y condición: Unas harán las delicias de los peques de la casa, como los juegos educativos, canciones, etc., y otras serán especialmente útiles a los jugones, twitteros, cinéfilos, etc…


Etiquetas: