Las Smart TV vienen pisando fuerte. En Tecnología de tú a tú ya hemos hablado en varias ocasiones de todo lo que podemos hacer con ellas: navegar por la red, hacer videoconferencias, comprar películas y verlas en streaming… En definitiva, un montón de funcionalidades que buscan que el televisor vuelva a ser el centro de reunión en el salón. Un papel que ha quedado algo en entredicho con el auge de los smartphones y los tablets.

El último movimiento en esta dirección lo han protagonizado los videojuegos. Originalmente, y hasta el día de hoy, este mundillo se ha configurado en base a dos elementos: la consola y el juego en cuestión. Bien, las Smart TV pretenden simplificar este binomio y acabar con la primera parte, el soporte físico. De este modo, podremos jugar en nuestra televisión sin necesidad de tener una PlayStation 3, una Xbox 360 o una Wii. ¿Cómo? Veamos cómo funciona.

Hace unos años surgió en el mundillo de la tecnología un concepto interesante: el videojuego en la nube. Al igual que almacenamos nuestros archivos para que estén siempre disponibles, ahora también podemos jugar a juegos sin necesidad de tenerlos físicamente. Para ello, la consola encargada de hacerlo funcionar se encuentra en un servidor remoto y nosotros lo que recibimos es una señal de vídeo.

Para simplificar mucho la idea. Imaginemos que desde nuestra casa sale un cable muy largo a una consola que se encuentra a miles de kilómetros lejos de nuestra casa. Nosotros jugamos con un mando y gracias a la conexión de banda ancha recibimos una señal de vídeo de alta calidad y sin necesidad de tener la consola ocupando espacio.

Al principio, OnLive fue una de las compañías debutantes, el servicio generó muchas dudas pero con el tiempo ha demostrado ser una opción viable no sólo para televisores sino para otros dispositivos: tablets, smartphones… Con la idea ya consolidada, ahora los fabricantes de televisiones, en concreto LG y Samsung quieren que juguemos de forma muy sencilla y económica.

De momento el videojuego en la nube no se encuentra disponible pero tal y como han anunciado LG y Samsung, el servicio llegará a lo largo del año a través de una actualización. El funcionamiento es muy sencillo: simplemente tendremos que pagar una cuota mensual en forma de tarifa plana que nos permitirá acceder a un gran catálogo de juegos conocidos por todos: Assassin’s Creed, Crysis, Batman Arkham City…

Lo único que necesitaremos será un mando, accesorio que pondrán a la venta las propias compañías una vez esté funcionando. Nosotros ya tuvimos oportunidad de probarlo cuando estuvimos el pasado mes de enero en Las Vegas. Las sensaciones fueron francamente buenas y demuestran que, para jugar, no hace falta hacer una inversión económica importante ni preocuparse por tener una consola de última generación: sólo necesitamos nuestra Smart TV y la nube.


Etiquetas: , ,