google datacenter

El concepto de inteligencia artificial se usa de forma generalizada y coloquial para referirnos a ciertas habilidades que, en los últimos años, han empezado a exhibir nuestros dispositivos electrónicos más allá de la forma de interacción clásica a través de aplicaciones y menús con diferentes opciones que los caracterizaba hasta ahora.

Antes, nuestros dispositivos electrónicos, incluyendo ordenadores, smartphones, relojes o cámaras fotográficas, por poner algunos ejemplos, sólo reaccionaban a nuestras peticiones mediante el uso de las aplicaciones que tuviéramos instaladas, a través de los menús del sistema operativo o de elementos con los que el usuario interactuaba de un modo unidireccional.

Pero, de un tiempo a esta parte, los dispositivos están empezando a “tener vida propia”. Se actualizan solos, un buen día accedemos a una aplicación y hace tareas que ayer no era capaz de manejar, “hablamos” con ellos y nos reconocen la voz cada día con más precisión y “hablan” mejor y cada vez con más frecuencia, interactúan con nosotros por iniciativa propia. O casi.

La inteligencia artifical

Este tipo de habilidades no dejan de ser funcionalidades que se construyen como efecto colateral de los avances en materias como la nube, la conectividad o el Internet de las Cosas. En conjunto, parece como si nuestros dispositivos fuesen inteligentes. Y lo parece de un modo muy convincente, aunque en la práctica esta inteligencia no deja de ser una aplicación de software más o menos compleja y elaborada.

Una aplicación muy elaborada y compleja, pero software al fin y al cabo. Un software que, además, se ejecuta en servidores con una capacidad de procesamiento que aumenta constantemente gracias a las actualizaciones que las grandes empresas en la nube hacen de sus centros de datos y que permiten que, de la noche a la mañana, un asistente de voz reconozca un nuevo idioma, o que una aplicación como Google Photos sea capaz de clasificar objetos en nuestras imágenes de un modo automático sin necesidad de hacer nada para ello.

google datacenter 2

En realidad, en vez de inteligencia artificial se podría hablar de “machine learning” o “aprendizaje máquina”. Una técnica de programación que permite analizar enormes cantidades de datos en busca de patrones que hagan posible la identificación de objetos, caras, colores o incluso traducir palabras y frases de un idioma a otro o realizar diagnósticos médicos con un grado de acierto que aumenta constantemente, por poner algunos ejemplos.

Los asistentes, los primeros de su género

Para que te hagas una idea de lo que son capaces de hacer nuestros teléfonos (y otros dispositivos) gracias a la nube, la conectividad y, cada vez más, el Internet de las Cosas, solo tienes que prestar atención a algunas apps que ya tienes en tu smartphone y que puede que no hayas probado aún, o a las que no hayas sacado todo el partido.

Siri, Google con Now primero y Google Assistant ahora, Cortana de Microsoft o Amazon con  Alexa movieron ficha ya. Y ahora toca el turno de Samsung Bixby, como resultado de la compra el pasado año, en octubre, de Viv , la compañía cuyo fundador está detrás del origen de Siri de Apple. Por su parte, Microsoft ha comprado recientemente Maaluba, una empresa especializada en aprendizaje profundo y reconocimiento de voz, que es una tecnología fundamental para desarrollar sistemas “inteligentes”.

Además de los asistentes, y en la vida real, ya tenemos ejemplos de IA aplicada en nuestro día a día. Podemos enumerar algunos con los que puede que estés familiarizado o que descubras ahora por primera vez.

Clasificación de fotos

Tanto Google como Flickr , por poner dos ejemplos destacables, permiten manejar nuestras imágenes de un modo avanzado en el que, incluso, se cuenta con un motor de reconocimiento de caracteres para identificar nombres, cadenas de texto, etcétera.

google rojo

En Google Fotos podemos buscar en el banco de imágenes que tengamos, usando cadenas de texto como “gatos” o “rojo” y encontrarás como resultado, las fotos de gatos que tengas o aquellas que tengan color rojo en ellas. Si no lo has probado nunca, es sencillamente genial.

buscar fotos gatos google

 

Cálculo de rutas

En las aplicaciones de mapas, como Mapas de Google, es posible realizar cálculos sobre trayectos de un modo inmediato, usando medios de transporte como el coche, paseo a pie, transporte público, taxi o bicicleta.

Se trata de cálculos muy precisos con información detallada de horarios de trenes, autobuses o metro, por ejemplo, así como el estado del tráfico en tiempo real.

Reconocimiento de voz

A día de hoy es posible escribir textos complejos y largos de viva voz en aplicaciones como las de mensajería o las de escritura de notas o documentos. El reconocimiento es muy preciso y rápido cuando tenemos una conexión rápida con Internet.

Reconocimiento de imágenes

Asistentes como Allo de Google, en el que se integra Google Assistant (de momento en Inglés y Alemán) pueden reconocer los elementos de una imagen ofreciendo opciones de búsqueda de información sobre los elementos reconocidos en la foto.

google allo

Recomendaciones personalizadas

Cuando buscamos información sobre un determinado tema en Google o Amazon, por poner dos ejemplos conocidos, es casi automático que en el navegador web, así como en tiendas online como la de Amazon o Google Shopping, aparezcan referencias a productos relacionados con nuestra búsqueda.

Otro tanto de lo mismo pasa en servicios como Netflix, en los que nos recomiendan películas a partir de lo que ya hemos visto o lo que han visto personas con las que tenemos una conexión en redes sociales o mensajería. En Spotify también encontramos este tipo de recomendaciones personalizadas

Asistentes de conducción

Tesla ya tiene un sistema de asistencia a la conducción, Autopilot, que permite soltar las manos del volante en condiciones óptimas de circulación. Es una materia incipiente en la que aún hay mucho recorrido, pero actualmente es fácil encontrar coches que aparcan solos y aquellos que permiten realizar chequeos automatizados y hasta programar en nuestro calendario las citas para llevar el coche al taller.

tesla autopilot

Robots aspiradores y recepcionistas

Los robots que aspiran y vigilan la casa están a la venta comercialmente. Se pueden dejar solos en casa realizando su tarea, e incluso se cargarán solos yendo al lugar donde esté la base de recarga, y transmitiendo fotos y vídeo a los dueños a través de Internet y usando una app en nuestro smartphone para conectarnos remotamente con él.

En la faceta de recepcionistas, aunque no sea una aplicación para smartphones, merece la pena destacar la aplicación de la IA en los robots. En algunos hoteles como el Henn Na de Japón ya se usan robots para atender a los clientes en el momento de su llegada como sustitutos o refuerzo para los recepcionistas humanos. O como recepción en establecimientos comerciales como en el caso de Aiko Chihira también en Japón.

Información contextual

En aplicaciones como Amazon Prime Video, la función X-Ray permite saber en tiempo real qué actores están actuando en un momento dado, qué canciones están sonando o conocer datos sobre la serie o la película en cuestión. Es una aplicación dentro de la categoría de realidad aumentada, que se beneficia, junto con la realidad virtual, de los métodos de la IA.

amazon prime video x ray

Detección de canciones

Aplicaciones como Shazam es son capaces de identificar una canción que esté sonando en un momento dado. Es una funcionalidad integrada también en asistentes como los de Google o Microsoft, que se basa en sistemas muy avanzados de reconocimiento de audio.

Detección de fraudes

En algunos bancos, son capaces de detectar posibles fraudes con nuestras finanzas usando sistemas “inteligentes” en los que se detectan movimientos próximos en el tiempo pero en lugares diferentes, o movimientos anómalos en la cuenta bancaria. Podemos gestionar este tipo de actividades a través de las apps en el smartphone. De todos modos, estas conductas generan una alerta que se procesa, incluso, llamando al interesado de forma inmediata para verificar la legitimidad de la operación.

Dar vida a los bots

A día de hoy, una de las expresiones más puras de la IA son los bots. Se trata de contactos que se agregan en aplicaciones de mensajería como Telegram o Facebook Messenger en los que no hablamos con humanos, sino con sistemas expertos con los que podemos “hablar” para preguntar qué tiempo hará o para practicar idiomas de un modo interactivo.

bot telegram

Los bots son una forma óptima de acceder a aplicaciones de una forma intuitiva y más natural que a través de un icono en un escritorio. Y además, reduce la carga de procesamiento en nuestro móvil al estar toda la “inteligencia” en la nube.

¿Qué harán en el futuro?

De momento, ya tenemos fabricantes de móviles como Huawei que hablan de los futuros smartphones como “superphones” gracias a la aplicación de la inteligencia artificial a partir de sus “ingredientes”: la nube, la conectividad y el Internet de las Cosas.

Samsung, con Bixby, y si funciona como han anunciado, puede ser una revolución al integrarse dentro de las aplicaciones. Es decir, por ejemplo, Bixby podrá analizar las fotos de la galería de imágenes en busca de información contextual, o analizar las fotos que hagamos en el momento para identificar elementos clave que nos ayuden a sacar un mayor partido de nuestro tiempo y actividades.

Allo de Google puede analizar imágenes, pero tenemos que enviárselas a través del bot de la app para que encuentre información, sin estar integrado en el propio sistema. El cambio que introduce Samsung con Bixby, y que encontramos parcialmente en Siri, parece que será (si se confirma el próximo día 29) el de integrar la IA de un modo mucho más fuerte con la propia interfaz de usuario.

Aura0

Es lo que ha hecho Telefónica con Aura de Movistar, su tecnología-aplicación para facilitar a los usuarios la interacción con sus datos y sus servicios a través de la voz (con la tecnología LUIS de Microsoft, por cierto).

El contexto, la clave

La palabra mágica de la IA en el futuro próximo es “contexto”. Es fundamental identificar el contexto para que la inteligencia artificial se aproveche más aún. Identificar de qué se está hablando en una conversación, o saber dónde estamos y con quién es fundamental para que un smartphone se comporte de un modo inteligente.

Además, a medida que los dispositivos conectados se vayan integrando con nuestra vida cotidiana, los smartphones se convertirán en nuestro interlocutor con el mundo digital. Es más, la tendencia es la de integrar los objetos conectados con la tecnología de los asistentes Alexa, Home o Cortana primero y otros como Bixby es de esperar que después.

alexa

De este modo, podremos “hablar” con nuestro termostato en casa, o las luces, la cerradura electrónica o la cámara de vigilancia, a través del mismo asistente con el que abrimos una app o consultamos el pronóstico del tiempo.

Los bots son otra tendencia que merece la pena tener en cuenta. Ya son reales y funcionan, pero en el futuro podrán interactuar con nosotros de un modo más complejo a través del reconocimiento del contexto en el que nos estemos moviendo. Además, es mucho más intuitivo “hablar” con un bot que ejecutar una aplicación.

Imagina que…

Imagina que estás hablando de un tema como el cine en una conversación y no recuerdas un dato, o quieres saber si hay entradas para el cine. Ahora, hay que entrar en el buscador en el móvil y encontrar esa información interrumpiendo la charla. En el futuro, gracias a la identificación del contexto, tendremos esos datos en la pantalla del smartphone, o directamente podremos escuchar lo que nos “diga” nuestro asistente en el móvil cuando lo necesitemos a través de nuestros auriculares de botón.

Los auriculares de tipo “pinganillo”, son una tendencia de gran utilidad a la hora de interaccionar con nuestro smartphone y a la hora de que el smartphone interaccione con nosotros. Un ejemplo son los Motorola VerveOne+, con un tamaño mínimo y una ergonomía cuidada, que valen tanto para escuchar música como hablar por teléfono o comunicarnos con el asistente del móvil.

verveones

Imagina que haces una foto y, asociada a la imagen, encuentras información y enlaces acerca de lo que se pueda identificar en ella en lo que a nombres de calles, marcas comerciales o contactos se refiere. O información sobre el lugar donde estás, junto con opciones para guardar el lugar en la app de mapas, o con datos sobre las tiendas que tenemos cerca y alertas si hay algún artículo que necesitemos y del que no nos acordemos en el momento.

Piensa en un móvil que nos recomiende ir al médico si detecta algún parámetro anómalo en nuestro sueño o nuestro ritmo cardiaco, ofreciéndonos la posibilidad de ir al médico más cercano o realizar una consulta remota sobre nuestro estado con el hospital.

Piensa en sistemas de alerta en los que un sistema experto identifique una emergencia a partir de la correlación de eventos como una ausencia de interacción en redes sociales, la lista de llamadas perdidas en el móvil, la ausencia de movimiento en los sensores de nuestro móvil o la activación de un robot con cámara que explore la casa para ver si hay alguna emergencia que atender.

google machine learning

Piensa en un smartphone donde la IA permita responder a correos acerca de reuniones sin que el usuario intervenga cuando se trata de citas de baja prioridad, en las que un análisis de nuestro calendario, lista de eventos en Facebook o el análisis de otros correos y mensajes infiera que no estaremos disponibles en las fechas que nos proponen en un email invitándonos a un evento o tratando de concertar una cita. Google ya está ensayando sistemas para responder al correo automáticamente, pero estos métodos pueden extenderse no solo al email.

Todo esto será posible gracias a una IA, que en realidad no es tan inteligente, pero sí que es útil y conveniente. Eso de entrar en la aplicación de fotos de Google y que tengas creada una película sobre un momento dado acaecido el fin de semana, o una animación con varias imágenes tomadas en secuencia, es ya posible.

Pero en el futuro la IA estará más cerca aún de la interfaz de los dispositivos móviles e interactuaremos con ella tanto como ella lo hará con nosotros, en vez de ser una aplicación que hay que ejecutar bajo demanda.

 

En Tecnología de Tú a Tú | Sorpresas te da la vida y unas cuantas buena el LG HomBot

Fotos | Google, El Lado del Mal 

 

 


Etiquetas: , , ,