Apple desveló ayer, lunes 9 de marzo de 2015, una información que llevaban meses esperando sus incondicionales, e incluso a sus competidores más cercanos. Así, anunció que lanzará su Apple Watch, su smartwatch, el próximo 24 de abril, al mismo tiempo que desvelaba sus precios. Desafortunadamente, España no será uno de los primeros países donde el Apple Watch llegue.

No obstante, no habrá que esperar a ese día para ir haciéndonos una idea de todo lo que traerá consigo el preciado reloj inteligente de Apple y qué aportará frente a la competencia.

Apple Watch, varios perfiles como reclamo

En un mercado copado por smartwatches de varias firmas con todo tipo de forma, enfoque y tamaño, aunque dominado claramente por el sistema operativo Android Wear (a pesar de que Samsung intentase darle una oportunidad a Tizen), Apple busca innovar atacando a la competencia como mejor sabe: gracias a sus diseños y sus materiales. Acompañados, por supuesto, por un toque de exclusividad.

Este tipo de “wearables” intentan suplir las necesidades de varios perfiles de usuarios posibles en un mismo dispositivo: tenemos notificaciones para los que quieren estar informados de todo sin sacar su smartphone del bolsillo, tenemos cuantificación para los que quieran conocer su actividad física y tenemos medidores avanzados para los amantes del deporte.

La gran baza del Apple Watch es que cuenta con nada menos que tres ediciones distintas: Apple Watch, Apple Watch Sport y Apple Watch Edition. Cada una en un rango de precio diferente, cada una con unas opciones de personalización propias, pero todas con unas características en común.

¿Cuál es tu mejor opción?

Apple Watch es el modelo “base” (aunque no el más barato). Cuenta con una caja de acero inoxidable en colores plata o negro, con una pantalla protegida con cristal de zafiro y correas a escoger, entre las que encontramos los modelos de piel, las de eslaboles o las de fluoroelastómero. Es posible elegir su caja entre dos tamaños posibles (42 y 38 mm) y 18 modelos entre los que escoger.

Apple Watch Sport es el modelo más asequible y se puede elegir entre 10 dispositivos diferentes. La caja pasa a ser de aluminio anodizado en plata o gris (con los mismos tamaños de caja que el Watch normal, es decir, 42 y 38 mm). La pantalla es de vidrio Ion-X reforzado, y sus correas son de fluoroelastómero, diseñadas en cinco colores (blanco, azul, verde, rosa y negro).

La gran apuesta de Apple dentro de esta gama de dispositivos es, sin duda alguna, el modelo Apple Watch Edition, el más lujoso. Los diseños de estos Apple Watch se centran en el uso de oro de 18 quilates para su construcción, tanto dorado como rosado. Su pantalla es de cristal de zafiro pulido y cuenta con múltiples opciones a escoger para personalizar, aunque no tantas como los dos anteriores modelos, por razones obvias de exclusividad.

¿Qué puedo hacer con un Apple Watch?

A pesar de que la pantalla es totalmente táctil, el Apple Watch quiere introducir elementos que le hagan diferenciarse de la competencia: Apple Watch usa una elegante y exclusiva corona digital en su lateral, que permite a los usuarios hacer zoom en las aplicaciones o navegar por su interfaz al girarla.

Si la mantenemos pulsada, podremos acceder a la ayuda de Siri para consultar la agenda, para dictar mensajes, para tomar notas u obtener indicaciones. Apple Watch se puede usar como manos libres gracias a la inclusión de altavoz y micrófono.

Apple Watch

Este reloj inteligente avisará a sus usuarios de nuevas notificaciones en el iPhone gracias a una respuesta háptica que se aplica sobre la piel y proporciona una leve vibración que varía según el tipo de aviso que nos quiera dar el dispositivo.

Su batería se cargará prácticamente cada día, ya que Apple asegura las 18 horas de autonomía, suficiente para aguantar jornadas completas de uso. Lo tendremos que cargar usando un conector Magsafe muy peculiar que se conecta en su parte trasera.

Apple Watch

Otro aspecto muy destacable del Apple Watch es que es resistente al agua, pero no sumergible. Por lo que podrá resistir salpicaduras o incluso duchas sin mayores contratiempos, eso sí, algunas de sus correas no se pueden mojar, como las de piel, así que piensa bien qué Apple Watch se adapta a ti.

En su parte posterior, enfocado a un uso más deportivo, incluye un sensor equipado de LEDs infrarrojos y de luz visible para detectar el pulso mientras lo usamos. Eso sí, no incluye GPS, para ello tendremos que enlazarlo con el iPhone.

applewatch3

Las esferas del Apple Watch se podrán personalizar, tanto en apariencia como en funcionalidades, y su propio funcionamiento lo enfocarán a “lo social”. Además de las típicas apps deportivas o de notificaciones, el Apple Watch nos permitirá realizar acciones sociales con otros usuarios de estos smartwatches: enviar toques, dibujos o nuestro pulso.

Precio y disponibilidad

Apple Watch

Los Apple Watch llegarán a EE UU, Australia, Canadá, China, Francia, Alemania, Hong Kong, Japón y Reino Unido el día 24 de abril, en una primera remesa de paísesEspaña tendrá que esperar algo más meses. Sus precios variarán según las categorías y modelos.

Los más asequibles, los Apple Watch Sport, cuentan con un precio de salida de 399 euros (en algunas Apple Store europeas). El Apple Watch puede encontrarse a partir de 649 euros (basándonos igualmente en precios de Apple Stores europeas) y el salto “abrupto” lo dan los Apple Watch Edition, que parten de los 11.000 euros en adelante (sí, son sencillamente dispositivos de lujo).

¿Qué aporta Apple Watch frente a la competencia?

Podemos responder a la pregunta de qué puede aportar un Apple Watch a la competencia de smartwatches existentes repasando la información que acabamos de detallar: es un dispositivo que destaca por su variedad y por su exclusividad.

En Android Wear encontramos bastantes dispositivos distintos: el Sony SmartWatch 2, el Motorola Moto 360, el LG G Watch e incluso el Samsung Gear S (que usa Tizen como sistema operativo, pero es bastante similar a todos los Android Wear).

Apple Watch

Todos incorporan detalles distintivos únicos: cajas esféricas, cajas cuadradas, aspectos deportivos, correas de mayor o menor calidad… Pero Apple, con su triple propuesta, quiere transmitir un mensaje claro a la competencia: “no os adaptáis a sectores de población concretos y no sois tan exclusivos como nosotros”.

Pensad, yéndonos directamente al Apple Watch Edition, que hasta ahora no existía la opción de comprar “un smartwatch de lujo”, y Apple pretende contentar tanto a ese sector como al sector “barato”, pero siempre ofreciendo un halo de exclusividad y personalización que sus competidores no suelen ofrecer (se ciñen a un modelo con dos tipos de correas, o personalizaciones reducidas en cada lanzamiento).

¿Revolucionará el Apple Watch definitivamente el mercado de los wearables? Los consumidores, como siempre, son los que tienen la última palabra al respecto.


Etiquetas: ,