logo-youtube

Son los ídolos de nuestros hijos. Chavales como los nuestros que han hecho de su afición algo más grande. Se llaman YouTubers y se trata de personas que se dedican a hacer vídeos de todo tipo para contar lo que les gusta y hacer contenido para sus suscriptores. Algunos de ellos tienen ya millones de fans.

Es un fenómeno que se está expandiendo cada vez más y seguro que más de una vez hemos oído ya cómo ser uno de ellos. No hay una fórmula mágica para serlo y triunfar pero en Tecnología de tú a tú queremos dares una serie de consejos para que os podáis meter en este mundo.

¿Qué necesito para empezar?

Todo buen YouTuber que se precie debe conocer bien la tecnología y las herramientas con las que se trabaja. Lo primero de todo, y que seguro que ya tenemos, es un ordenador. Con él editaremos los vídeos que grabemos y también los subiremos. No tiene por que ser el más potente, pero nos debemos asegurar que da buen rendimiento.

¿Por qué? Muy sencillo, editar vídeo puede ser un proceso exigente para el ordenador y es importante que tenga una buena tarjeta gráfica para que lo pueda hacer sin que nos frustremos. ¿Qué más? Una cámara, la que viene incluída en tu portátil está bien para comenzar pero necesitamos algo más.

Os recomendamos usar una webcam de alta calidad, como por ejemplo este modelo de HP que graba en alta definición. Otra opción es usar una cámara de vídeo y un trípode, tenemos muchas opciones para elegir qué solución se ajusta mejor a nosotros. Si estamos empezando en esto, lo mejor es hacerlo poco a poco.

Si queremos grabar nuestras partidas a videojuegos, necesitaremos una capturadora de vídeo. Este accesorio nos permite coger la señal de sonido y vídeo de la consola y grabarla en nuestro ordenador para luego montarla.

Mientras juegas, puedes grabar el sonido de tu voz con unos auriculares con micrófono incorporado. Los Ax 180 de Tritton están muy bien y los Turtle Beach Px22 son otra buena opción. También necesitaremos software para montar vídeo, aquí hay muchas opciones para elegir. Lo mejor, si estamos empezando, es coger un software sencillo.

¿Cómo subo mis vídeos?

Ya tenemos nuestros realizados ahora queda lo más fácil: subirlos a Internet. Para ello iremos a YouTube y nos crearemos una cuenta si no tenemos una. Vamos a la opción de subir vídeo y allí seleccionamos nuestra creación. Depende de nuestra conexión este proceso puede dar unos 20 minutos de media.

Mientras se sube, podemos ir poniendo detalles a nuestro vídeo: título, descripción, etiquetas… Recuerda que luego puedes utilizar las herramientas de edición de YouTube para añadir etiquetas en el vídeo o incluso editarlo, por si no queréis hacerlo directamente desde el ordenador antes de subirlo.

Una vez está subido y procesado, podemos empezar a compartir el vídeo en nuestras redes sociales. Si vamos a dedicarnos a esto en serio, quizá te convenga hacerte una cuenta en Twitter y Facebook para darte a conocer. Es gratuito y es un medio de promoción excelente.

¿Algún consejo para ser más popular?

No hay ninguna guía que os enseñe a conseguir miles y miles de suscriptores pero os podemos dar unos cuantos consejos que, seguro, os serán de ayuda:

  • Intenta cuidar la calidad de tus vídeos: que la luz sea buena, que esté enfocado, que se oiga bien.
  • Colabora con el resto de usuarios y escucha a tu público: puedes aprender mucho de ellos.
  • Promociónate en las redes sociales, pero a veces mucho autobombo puede ser malo.
  • Disfruta de ello y no te obsesiones: es una afición que, puede, convertirse en algo más pero hay que empezar con humildad.
  • Mira qué hacen los demás, aprende y estudia cómo podrías hacerlo diferente, mejor y con tu estilo.

En Tecnología de tú a tú | Cómo editar vídeo en tu móvil Android: estas son las aplicaciones que necesitas


Etiquetas: