Los ordenadores gaming han dejado de ser una tendencia para convertirse en un nuevo segmento del mercado informático. Potentes, atractivos y con funciones muy específicas, no han tardado en conquistar el corazón de incontables (y exigentes) jugadores. Pero no solo estamos hablando de torres. Los últimos avances técnicos también ha hecho posible el lanzamiento de equipos portátiles sorprendentemente capaces, tal es el caso del OMEN 15 by HP.

Este ordenador portátil de 15,6 pulgadas proporciona capacidad de procesamiento para mover cualquier juego del mercado por exigente que sea, manteniendo al mismo tiempo un diseño lo bastante manejable como para ser utilizado para cualquier otra labor en el día a día. Te contamos nuestras impresiones.

Diseño agresivo y dimensiones contenidas

OMEN 15 by HP

El OMEN 15 by HP sigue las pautas del segmento gaming aunando potencia con un diseño de líneas afiladas y una robusta construcción. Está fabricado en una combinación de metal y plástico con aspecto de fibra de carbono que no muestra la flexibilidad de muchos laptops convencionales. Tiene una buena presencia y un tacto agradable.

A nivel de medidas, estamos hablando de un portátil algo más grande que el típico Ultrabook, aunque sin irnos a cotas inmanejables. Su grosor es de aproximadamente 2,5 centímetros y el peso se queda en algo más de 2,6 kg. Por su concepción nos encontramos ante un ordenador estéticamente agradable y pensado para poder llevarlo en una mochila a una LAN party o a casa de un amigo.OMEN 15 by HP

El repertorio de interfaces es simplemente espectacular. Esos milímetros extra, necesarios para introducir en su interior un hardware de altas prestaciones, han hecho posible integrar tres puertos USB convencionales, un USB-C, una salida HDMI, una Mini DisplayPort y un lector de auriculares, así como los habituales conectores de audio, un lector de tarjetas y hasta un puerto Ethernet de tamaño completo.

OMEN 15 by HP

Con esta cantidad y variedad de conectores, el OMEN 15 by HP puede suplir perfectamente a cualquier equipo de sobremesa. Cabe señalar además un pequeño pero importante detalle: la parte inferior del equipo posee una tapa que proporciona acceso a la RAM, la unidad SSD y el disco duro, por lo que nos encontramos ante un ordenador ampliable y sencillo de reparar.

Esta característica es muy poco común si hablamos de equipos portátiles, y pone de manifiesto las exigencias del segmento gaming. HP ha sido aquí astuta, y es que la clase de cliente de este tipo de ordenadores suelen ampliar elementos como la RAM para llevarlos más allá de sus especificaciones originales, manteniendo su rendimiento con el paso del tiempo.

OMEN 15 by HP

Cabe señalar que el sistema de iluminación del OMEN 15 solo atañe al teclado. No hay luces superfluas diseminadas por el chasis, por lo que su diseño, aunque vistoso, no cae en los excesos propios de otros portátiles gaming. En suma, resulta un equipo visualmente equilibrado.

Rendimiento de sobremesa en formato portátil

El portátil que hemos podido probar para este texto contaba con un procesador Core i7-7700HQ, 16 GB de RAM, una tarjeta GeForce GTX 1050 con 4 GB de memoria y una combinación mixta de almacenamiento compuesta por una unidad SSD de 128 GB y un disco duro de 1 TB. La pantalla, por su parte, posee una resolución de 1920 x 1080 píxeles.

Esta combinación se puede considerar intermedia dentro de la gama OMEN 15 by HP, puesto que la compañía también ofrece modelos con una GTX 1050 de 2 GB y una GTX 1060 de 6 GB.

La pantalla posee la habitual relación de aspecto de 16:9 y utiliza un panel IPS, garantizando colores vivos y un buen contraste. Posee un tratamiento antirreflectante para evitar destellos. Si bien HP ofrece una versión más grande y potente llamada OMEN 17 que se puede dotar con un panel 4K, la resolución del modelo de pruebas es plenamente satisfactoria dadas sus 15,6 pulgadas.

 

Saltando a la parte menos visible del hardware, hemos puesto a prueba su procesador, tarjeta gráfica y unidad SSD con una batería de pruebas. Es impactante lo bien que se desenvuelven juegos como Doom y Wolfenstein 2: The New Colossus, hasta el punto de que cuesta creer que tamaño despliegue gráfico pueda tener lugar utilizando un ordenador portátil.

Ambos juegos se configuraron con todas las opciones en nivel Alto o superior, utilizando siempre resolución Full HD. Doom 3 se ejecuta de forma muy estable por encima de los 50 FPS utilizando estos exigentes parámetros, mientras que Wolfenstein 2: The New Colossus puede alcanzar cotas similares modificando únicamente el antialiasing para hacerlo algo menos agresivo.

Ver la fluidez con la que estos y otros juegos se ejecutan en un ordenador portátil es algo que impacta. Incluso títulos pocos optimizados como Fallout 4 funcionan sin el menor de los problemas. El benchmark 3D Mark le otorga una puntuación de 16.833 en el test Sky Diver, refrendando sus prestaciones como equipo portátil para juegos.

Como los equipos de sobremesa de la marca, este portátil también incorpora el software OMEN Command Center, que permite aplicar un overclocking al procesador de forma segura e intensificar la señal Wi-Fi, todo ello sin tener profundos conocimientos técnicos.

En cuanto a la unidad SSD (fabricada por Toshiba y de tipo NVMe M.2), CrystalDiskMark muestra unas tasas de lectura muy elevadas. Esto no solo significa que Windows puede acceder a archivos de gran tamaño en un periquete, sino que además reduce las cargas entre las pantallas a unos escasos segundos.

OMEN 15 by HP

Un asunto en el que muchos ordenadores flaquean es el de la ventilación. En este aspecto hemos de decir que HP ha hecho un buen trabajo, puesto que el portátil no se sobrecalienta tras varias horas de juego intenso. Tampoco se sobrerrevolucionan los ventiladores de forma molesta, manteniéndose en todo momento bastante silencioso.

La duración de la batería es muy variable y dependerá lógicamente del uso que le demos. El OMEN 15 by HP cuenta con un hardware potente que lógicamente demanda una cantidad de energía superior a la de un Ultrabook, por lo que con un uso ofimático intensivo la autonomía se puede quedar en unas cuatro horas.

Podemos trabajar con él sin el menor de los problemas, pero hemos de tener en cuenta que este tipo de equipos no son ordenadores portátiles convencionales, sino máquinas de juego con unas prestaciones en consonancia. Si sales de viaje, no te olvides de meter el adaptador de corriente en la mochila.

Teclado preciso y sonido sorprendente

El teclado del OMEN 15 by HP cuenta con un sistema de iluminación conmutable para facilitar su uso con la luz apagada. Utiliza un diseño de tipo isla, pero es obvio que HP ha trabajado en su precisión y recorrido satisfacer a un público habituado a los teclados de sobremesa. Posee tecnología antighosting y permite asignar macros para tener nuestras combinaciones habituales bien accesibles y ordenadas.

El teclado incorpora teclas de dirección (WASD) rojas para facilitar un uso más intuitivo y cuenta con un espaciado bastante generoso. Es además muy silencioso. Creemos que por sus prestaciones puede ser muy interesante si se quiere un portátil válido para trabajar con grandes bloques de texto cuando no se está jugando con él.

OMEN 15 by HP

El trackpad, por su parte, resulta interesante porque incorpora dos botones físicos de buen tacto y tamaño. Su pronunciado relieve facilita un uso intuitivo de los mismos y simplifica operaciones como hacer doble clic sin ayuda de un ratón.

Por otro lado, un aspecto que nos ha gustado del OMEN 15 by HP es la calidad de su sonido. Normalmente casi todos los ordenadores portátiles proporcionan un audio bastante frío y enlatado, pero gracias a los ajustes realizados por HP y el especialista Bang & Olufsen tanto juegos como películas tienen una pegada nada habitual, con agudos de calidad y bajos inusualmente sólidos.

OMEN 15 by HP

El sonido del portátil, sin embargo, no se propaga por los orificios situados bajo la pantalla, que son decorativos, sino por los laterales del ordenador. Es espaciado, amplio y completo; todo lo contario de lo que suele ser el sonido de la mayoría de los portátiles.

En cualquier caso, durante la prueba también hemos podido probar unos auriculares OMEN 800, y hemos de decir que pueden ser una opción muy interesante si se busca disfrutar del portátil con un mayor grado de privacidad. No solo suenan muy bien, sino que cuentan con un micrófono de varilla retráctil y unas copas tan amplias como cómodas.

¿Torre o portátil? Ha llegado el momento de elegir

OMEN 15 by HP

Por su capaz hardware, generosa pantalla y abundantes opciones de conectividad, el OMEN 15 by HP es un equipo extraordinariamente polivalente, capaz de proporcionar el rendimiento necesario para disfrutar a tope con los juegos más exigentes, pero también con todo lo necesario para sustituir a un ordenador doméstico de sobremesa.

Tanto si se le va a dar un uso eminentemente lúdico como si se va a combinar con otras labores, el OMEN 15 by HP es un portátil que no decepciona. De hecho, hace gala de un equilibrio bastante impropio en un mercado (el de los portátiles gaming) tradicionalmente dominado por los extremos. Una excelente opción que parte de los 999 euros.


Etiquetas: , , , , ,