Al igual que cada vez es más evidente la desaparición de los dispositivos mecánicos como teclados y ratones en favor de las capacidades táctiles y de detección de movimiento, las posibilidades multimedia y la miniaturización de dispositivos tenderá a la reproducción d elos contenidos de alta definición en dispositivos individuales como éste.

Que por un lado nos privan del disfrute en compañía pero aportan un ahorro económico considerable puediendo disfrutar de prestaciones de gama alta al alcance de muy pocos a día de hoy. Cinemizer es equivalente una pantalla de 45 pulgadas vista a una distancia de dos metros, tiene ajustes de cada pantalla para el enfoque (si eres miope o tienes astigmatismo agradecerás mucho esto) y permite conectar casi cualquier dispositivo usando un cable RCA a jack de 3,5mm.

En este caso, el iPhone por ahora queda pendiente de sacar un adaptador que permita usarlo como fuente de video con este aparato, puesto que no se garantiza el funcionamiento actualmente. Para todos los iPods y la última generación de Archos no hay problema alguno. Las características del dispositivo son dos pantallas de tecnología LED, 4 horas de batería de ión litio (2,5 para cargarla), conector USB-mini USB y jack de 3,5mm-AV (no incluido en el paquete de venta).

Admite adaptadores para distintos tipos de nariz (tampoco incluidos de serie). El peso de las gafas es de 115 gramos, que hace discutible la comodidad de sentir ese peso durante las dos horas que puede durar tranquilamente cualquier película hoy día. El precio de venta está en torno a los 400€. Por ese precio podían haberse incluido los extras que dejan por el camino.

Pero evidentemente este capricho de tan dudosa utilidad a día de hoy, no es para compradores que escatimen sobre él. Para motivados del futuro, trekkies o fans de minority report y demolition man, a todo el mundo le encantarían estas gafas, pero aún es pronto para estandarizarlas a pesar de haber pasado una década desde que las primeras avistaron el horizonte.


Etiquetas: ,