Intel sigue buscando el fin del uso del cobre y los cables como método de conexión de los componentes internos de grandes ordenadores y servidores (En el futuro también llegaría el avance a la informática personal) y tras un par de años de pruebas, ya tienen definida la tecnología Silicon Photonics Link, que un par de años podría ser algo más que una idea magnífica.

Los rayos de luz podrán sustituir a los electrones en los ordenadores del futuro. Intel ha realizado la primera conexión óptica de datos del mundo basada en silicio con láser integrado.

Este enlace puede transferir datos a mayor distancia y a mucha más velocidad de lo que se logra en este momento con la tecnología de cobre, pudiendo alcanzar hasta 50 gigabits de datos por segundo, el equivalente de la transmisión de toda una película en HD cada segundo.

Para que os hagáis una idea de su funcionamiento, el chip transmisor se compone de cuatro láseres cuyos rayos de luz viajan a través de un modulador óptico que cifra los datos a 12.5Gbps. Los cuatro rayos se combinan posteriormente y se envían a una única fibra óptica para conseguir una velocidad total de datos de 50Gbps.

 Al otro extremo del enlace, el chip receptor separa los cuatro rayos de luz y los dirige a los fotodetectores que vuelven a convertirlos en señales eléctricas. Ambos chips se montan utilizando técnicas de fabricación de bajo coste ya conocidas en el sector de los semiconductores.

A pesar de los buenos reultados obtenidos hasta el momento, los investigadores de Intel ya están trabajando para incrementar la velocidad de los datos, mediante la mejora de la velocidad del modulador, además del incremento del número de láseres por chip, lo que proporcionará un camino para tener enlaces ópticos de terabits en el futuro.


Etiquetas: