¿Os imagináis la aplicación a la realidad de un concepto como el planteado por el Infinity Book? Cómo se observa en la fotografía, su lugar estaría justo en el momento del día en el que el periódico o un buen libro suelen formar parte de la rutina de un domingo por la mañana.

Desayuno, bajada al kiosko o descarga de Internet, y a leer. Precisamente, ese es el lugar que pretende ocupar en el futuro el Infinite Book. Se trata de un lector de libros electrónicos que se inspira en un periódico tradicional, de modo que su experiencia de uso sea lo más natural posible, guardando alguna reminiscencia de lo analógico, pues tendría la posibilidad de pasar físicamente las páginas.

Además, el “papel” sería flexible y táctil, con la ventaja de poder acceder a Internet y la reproducción de archivos multimedia. Evidentemente, para la efectiva realización de este concepto será necesaria la utilización de pantallas flexibles, lo que requerirá un desarrollo mucho mayor en el campo de las pantallas LCD y OLED, de maner que se puedan ofrecer soluciones que casen con las caraterísticas requeridas por este concepto.

A su vez, también será necesario que esta pantalla sea táctil y de circuitos extremadamente pequeños, de modo que la flexión del ebook no sea un inconveniente. La última pregunta sería: ¿para cuando un equipo de tales características?


Etiquetas: ,