Se llamará Voice y será un servicio de llamadas de bajo coste, en torno a los tres céntimos el minuto, pretendiendo competir de tú a tú con Skype. Después de éxitos en el correo electrónico, los videos, mapas, Google se adentra en uno de los negocios más lucrativos y con mayor potencial de Internet, la telefonía de voz sobre la red.

No lo hace por sorpresa, ya que hace más de dos años que adquirió la compañía de telefonía GrandCentral por más de 45 millones de dólares. La peculiaridad de esta pequeña compañía era unificar distintas clases de telefonía (fijo, móvil, voz IP) en un solo número, y esto será precisamente el punto fuerte de Google Voice, la integración de servicios.

De momento sólo está disponible para antiguos clientes de GrandCentral, ya que está en fase de pruebas pero se espera que su puesta de largo no se demore más de tres meses. La compañía líder en el sector, Skype, propiedad de Ebay, crece más de un 40% anual, y ya llega a los 400 millones de usuarios.

El impacto de la aventura de Google en este campo puede ser enorme debido a la especialización tanto de la oferta como la demanda. Se prevé sin embargo, que tendrá ínfima influencia en las operadoras tradicionales.


Etiquetas: