Acceso libre a la cultura vía digital. Es el objetivo que se han marcado varias bibliotecas estadounidenses, unidas para crear un fondo de 50.000 libros electrónicos, música, videos y otros recursos a los que los americanos podrán tener acceso gratuito y desde cualquier parte a través de un ordenador. Todo se podrá descargar al MP3, cortesía del acuerdo con editoriales y productoras que esta red de bibliotecas ha alcanzado.

Como otro servicio más de una biblioteca pública los usuarios pueden acceder a este contenido digital simplemente con su carnet, eligiendo lo que están buscando en la web de esta nueva Alejandría, aunque con la peculiaridad de que deberán esperar unos días si los títulos están cogidos. Una vez que se “liberen” navegamos por la página de la biblioteca, añadimos nuestra opción a una cesta digital y seleccionamos “descargar”.

Claro que aquel que se piensa que va a poder acumular contenidos y contenidos en su ordenador con este servicio, como si de una especie de Emule financiado por el Estado se tratara, está equivocado. Esta iniciativa comparte el espíritu con las bibliotecas de verdad. Los archivos sólo pueden permanecer en el equipo de un usuario de una a tres semanas, dependiendo de cada biblioteca, nunca más. Después, “humo”.

La ventaja: nunca nos pasaremos con los plazos, y ante todo no habrá que cargar con Los pilares de la Tierra, la trilogía del Señor de los Anillos y el libro gordo de Petete cuando vayamos a devolverlos a la biblioteca.


Etiquetas: , , , , ,