sony-3

Cada vez que sale un nuevo smartphone de gama alta, vemos que la fotografía con ellos da un paso adelante: mayor resolución, píxeles más grandes como los del HTC One, mejor luminosidad… Pequeños detalles que nos hacen plantearnos que el móvil cada vez tiene menos que envidiarle a una cámara compacta.

Sony siempre ha sido una empresa caracterizada por la innovación. A lo largo de su historia ha sacado gadgets muy atrevidos y algunos bastante útiles, como la tecnología One Touch de la que os hablamos ayer. Hoy nos toca hablar de uno de sus últimos grandes inventos: los objetivos para smartphones Sony QX.

Sony QX, la última tendencia en fotografía móvil

Lo cierto es que llamarles objetivo no es del todo cierto. Quienes están familiarizados con la fotografía saben que un objetivo se trata de un conjunto de lentes que, en función de su tipo y orden, podemos conseguir más aumentos, luminosidad, efectos ópticos…

Este Sony QX es algo más, incorpora un sensor por lo que, en esencia, se trata de una cámara completa y no un juego de cristales sin más. Gracias a él conseguiremos mejores fotografías que las que ofrece la cámara del móvil en sí ya que su calidad es comparable a algunas de las compactas más avanzadas de la compañías japonesa.

sony-2

Su aspecto recuerda a un objetivo, eso es cierto, y la gran pregunta es: ¿cómo se conecta esto a nuestro teléfono? Cada fabricante de smartphones pone la cámara donde quiere: unas sobresalen un poco, otras van a ras del cuerpo… Lo bueno de este Sony QX es que da igual la cámara o el modelo que tengamos.

Gracias a una conexión WiFi sincronizaremos nuestro móvil con este objetivo. De este modo, en la pantalla veremos lo que capta la cámara en tiempo real, como si estuviera conectada físicamente. Luego simplemente tenemos que usar un adaptador que viene incluido.

Otro uso bastante interesante es la posibilidad de utilizarlo de forma inalámbrica sin acoplarlo a la cámara. De este modo, podremos hacernos autoretratos de forma muy sencilla o bien ángulos imposibles que con el móvil no podríamos. Al verlo en la pantalla resulta muy útil.

Tenemos dos modelos disponibles. Por un lado el Sony QX10: sensor de 18,2 megapíxeles con una apertura mínima de f/3,3 y una longitud (en equivalente 35mm) de 25-250mm. Luego tenemos un salto adelante más: el QX100. Sensor de 20,2 megapíxeles con lo más nuevo de Sony y una apertura mínima de f/1,8 que es simplemente espectacular.

Las diferencias, por tanto, son notables: el primero está más orientado a quienes buscan la calidad de una compacta de calidad. El segundo, sin llegar a las posibilidades que ofrece una réflex, destaca por la resolución del sensor y sobre todo por el buen rendimiento que da en condiciones de poca luz.

sony-1

Sin duda es un complemento muy útil para quien busque más calidad todavía en las fotos con el móvil. No tenemos que preocuparnos de la marca, el modelo o el sistema operativo. Simplemente necesitamos un smartphone, Sony QX es compatible con la mayoría de éstos.

 

Puedes encontrar más información sobre los objetivos Sony QX 10 y Sony QX 100 en la tienda online de El Corte Inglés.

En Tecnología de tú a tú | One Touch: la pantalla del móvil en la tele a través del mando a distancia