El famoso MIT desarrolla una alternativa al manejo de objetos virtuales con gestos a través de un guante de colores. De hecho, para lograr manejar estos objetos virtuales, tan solo hace falta un guante de colores, una webcam sencilla y un ordenador.

El proyecto llevado a cabo por el estudiante Robert Wang y el profesor Jovan Popovic, propone frente a otros desarrollos de control gestual de bajo coste, la posibilidad de trabajar en tres dimensiones.

No es de extrañar por tanto, que uno de los usos más calros que nos viene a la mente, sería emplear este prototipo en el mundo de los videojuegos, donde las grandes empresas como Sony y Microsoft trabajan en sus propios proyectos de control remoto a través de gestos.

El guante está fabricado con 20 trozos de 10 colores distintos y su ubicación está calculada para facilitar el reconocimiento de la posición de la mano.

El otro punto clave del sistema es un algoritmo que reinterpreta en la máquina la posición de la mano en una base de datos que alberga miles de situaciones y visualiza una mano virtual.

Obviamente, el prototipo exige una máquina con una mínima capacidad de memoria pero no se trata de ordenadores que no estén en el mercado.

Y por otro lado, el coste de fabricar el guante ronda un dólar aproximadamente.


Etiquetas: , ,